América

Cecilio, triste e impotente por perderse el torneo

Mexico, 2017-04-10 18:04:19 | Alejandro Alfaro

Foto: Oswaldo Figueroa

 

Pasaron ya unos días desde la operación que se le practicó a Cecilio Domínguez en el hombro izquierdo, misma de la que el jugador paraguayo habló  tras abandonar las instalaciones de Coapa, en donde se dijo agradecido de que todo saliera satisfactoriamente en la cirugía, misma que reconoció era forzoso hacer.

“Bien. Gracias a Dios salió todo bien, la verdad que me tenía que operar sí o sí, no había otra solución, así que la operación salió bien”, reveló.

También puedes leer: Paul Aguilar, listo para reaparecer ante Necaxa

Con pesar, el camiseta 10 azulcrema manifestó que para cualquier futbolista es difícil el no poder jugar y ayudar a sus compañeros, por lo que resaltó que el sueño con el que llegó a México se ha visto temporalmente frenado, aunque no dudó en señalar que a su regreso volverá en mejor forma.

“Obviamente que es difícil para un futbolista no jugar, estar lesionado y no poder hacer nada para ayudar al equipo. La verdad que yo vine acá con un sueño muy grande y de a poco lo estaba consiguiendo, pero lastimosamente llegó esta lesión que yo creo que también me va a ayudar para volver más fuerte de lo que estaba”, expresó, al tiempo de agregar su sentimiento de no haber cumplido por completo con América por la poca cantidad de partidos que pudo jugar, lo cual le produjo tristeza.

También puedes leer: Para jornada pendiente, listas las designaciones arbitrales

“La verdad que no sé, los partidos que jugué gracias a Dios pudimos hacer bien las cosas; ganamos, pero yo no siento que cumplí con el equipo porque esta lesión me deja fuera en el momento más importante que pudo pasar. Estoy un poco bajoneado, pero hay que seguir, esto así es”, reconoció.

MOMENTO INOPORTUNO

Aunado a esto, Cecilio dijo que el percance se presentó en el momento menos indicado, ya que la Liguilla se acerca y las Águilas pelean de lleno por un lugar para esta, lo cual lo hace sentir impotente por no poder colaborar con su grupo, al cual alentará desde afuera del campo.

“Sin duda que sí, es el momento más complicado. Lo peor que puede pasar, y todos los futbolistas van a coincidir conmigo, que uno esté lesionado y no pueda jugar; es muy duro no poder ayudar al equipo, me siento muy impotente en esta situación y hay que apoyar desde afuera en lo que se pueda”, expuso.