Día de gloria para Australia en el Mundial de Ciclismo

Mexico, 2017-04-14 23:13:40 | Redacción ESTO

HONG KONG, China (AFP).- El ciclismo australiano estuvo representado ayer en los cuatro podios del día en el Mundial en pista de Hong Kong, logrando dos títulos gracias a Cameron Meyer (carrera a los puntos) y Jordan Kerby (persecución)

En las otras dos finales del día, la alemana Kristina Vogel recuperó el título en velocidad individual, tras ganar el oro en los Juegos de Río, y la británica Katie Archibald sucedió a su compatriota Laura Trott (ausente en Hong Kong) en omnium.

Meyer, en su regreso al Mundial en pista, golpeó duro en la carrera a los puntos. El nativo de Perth consiguió su octavo título mundial, cuarto en esta especialidad (tras 2009, 2010 y 2012), el segundo en Hong Kong tras la persecución por equipos.

También puedes leer: Los Diablos le pegan a los Tigres y siguen enrachados

“Sólo queda una carrera (la americana) el domingo”, sonrió el australiano de 29 años, también experto en ruta (ocho grandes vueltas), donde no ha brillado, exceptuando una etapa de la Vuelta a Suiza en 2014.

Menos experimentado, Kerby (24 años) triunfó en la persecución. En la clasificación logró un tiempo de 4 minutos, 12 segundos y 172 milésimas sobre los 4 kilómetros en salida parada, el tercer mejor registro de la historia tras su compatriota Jack Bobridge, marca mundial (4 min 10 seg 534) y el británico Chris Boardman.

En la final el australiano dominó al defensor del título, el italiano Filippo Ganna, al que aventajó en más de 4 segundos. La medalla de bronce fue para otro Aussie, Kelland O’Brien, de 18 años, prueba de la renovación en la escuela de persecución de este país.

VOGEL

En categoría femenil, el equipo australiano también brilló, aunque menos. Amy Cure logró el bronce en omnium, que ganó Archibald seguida de la holandesa Kirsten Wild.

Además Stephanie Morton, la más rápida en los 200 m lanzados durante la clasificación en velocidad, sufrió la ley de Vogel en la final. La alemana de 26 años ganó con autoridad en las dos mangas de la final.

También puedes leer: Chivas desbordó pasiones a su llegada a la CDMX

“La semifinal fue muy dura, he tenido suerte”, declaró Vogel, que rozó la sanción en su enfrentamiento con la representante de Hong Kong Lee Wai Sze, por salirse de su pasillo.

Afortunadamente el jurado cerró los ojos y le permitió ganar su tercer oro, tras Cali 2014 y Saint-Quentin-en-Yvelines 2015.

El bronce fue para Lee Wai Sze, quien batió en dos mangas a la lituana Simona Krupeckaite. Con tres títulos de los 11 que se han entregado hasta el momento, Australia es la primera en el medallero de este Mundial, en el que hoy tendrá nuevas oportunidades, especialmente con Matthew Glaetzer en velocidad individual, segundo el año pasado tras el británico Jason Kenny (ausente en Hong Kong)

En el camino de Glaetzer, de 24 años, aparece el ruso Denis Dmitriev, mejor tiempo en las clasificaciones (9 segundos y 64 centésimas) y abonado al podio desde 2013.