América

América es un invitado asiduo a las Liguillas

Mexico, 2017-04-17 20:01:02 | Alejandro Alfaro

Irregularidad podría ser el sello particular y característico de nuestra Liga MX. Equipos que dominan un semestre, al siguiente brillan por su ausencia; otros tienen inicios de campaña arrolladores, pro conforme avanzan las semanas se diluyen y en la Liguilla se van a la primera de cambio. Son pocas las constantes que se mantienen solidas en el futbol mexicano.

Dentro de todas estas variables, de las pocas cosas que se han mantenido firmes y constantes ha sido la presencia de América en la Liguilla. Son diez los torneos consecutivos en los que los azulcremas se han colado a la Fiesta Grande, por lo que son ya un invitado asiduo y amenazan con entrar a la onceava fase final al hilo.

También puedes leer: ¡Rompen la maldición! Necaxa garantizó la permanencia

Y es que desde el año 2012, en el torneo en el que Ricardo Peláez asumió en la presidencia deportiva en la institución, los azulcremas no han faltado a una sola Liguilla, y en este Clausura 2017, cuando parecía que un inicio irregular en conjunto con una gran cantidad de lesiones los marginaría de la posibilidad de pelear por el título, las Águilas sacaron fuerzas de flaqueza y hoy son quintos en la clasificación general, por lo que un triunfo más en los tres partidos que le restan lo llevarían prácticamente a firmar su clasificación.

En las diez Liguillas seguidas que hasta hoy acumula América desde el Clausura 2012, el saldo les ha arrojado dos campeonatos, dos subcampeonatos, cuatro Semifinales y dos Cuartos de Final, por lo que esperan que a falta de unas semanas para concluir la fase regular de este certamen, buscarán emular lo realizado en el Clausura 2013 y Apertura 2014, en los que consiguieron salir campeones de la mano de Miguel Herrera y Antonio Mohamed, respectivamente.

También puedes leer: En la categoría Sub-17, potencia Tricolor

Ricardo La Volpe ha plantado cara al reto que implicó recomponer a un América plagado de ausencias para volverlo competitivo. Jornada a jornada logró que su equipo escalara posiciones en la general, se volviera infranqueable en casa y esté incluso a dos puntos del líder general de la competencia.

América amenaza con una nueva Liguilla, esa que es un nuevo torneo en el que importa llegar con una buena racha por detrás y el tope futbolístico alcanzado para poder levantar