"Lupita" tentada por el box en Tokio 2020

Mexico, 2017-04-19 22:28:46 | Héctor Reyes

La subcampeona olímpica de caminata Lupita González fue invitada para integrar la selección de boxeo femenil, por parte del titular de este deporte, Ricardo Contreras, rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Ella sonrió ante la propuesta, en tanto se alista para pelear las medallas a las chinas en el que será su primer Campeonato Mundial de Atletismo, en Londres, Inglaterra, ciudad que aún no conoce.

A Lupita, el boxeo no le es ajeno; lo practicó antes de la caminata y sostuvo cinco peleas en la Arena Coliseo, con el trabajo del entrenador conocido como el “Bronco” y encomiables consejos del ex campeón mundial Rafael Herrera, sobre todo en la forma de enfrentar a las zurdas, que se le indigestaban sobre el cuadrilátero.

También puedes leer: “Canelo” mostró sus armas en San Diego

En una charla muy agradable con la atleta que se prepara para el Campeonato Panamericano en Perú y el Mundial de Londres, recordó ese pasaje de su vida, con la adrenalina de los golpes, actividad que la entusiasma y es conocedora, con la admiración especial por Julio César Chávez.

De fondo se escucha: ¡Síguelo, síguelo…! Frente al cuadrilátero del CDOM, en la función para integrar la selección mexicana de boxeo. Le preguntamos si recordaba viejos tiempos y respondió que la “verdad, sí”. Antes había sido presentada al público, se subió a los encordados para recibir aplausos y como toda una experta giró el cuerpo a los cuatro puntos cardinales.

Ella respeta mucho el boxeo, contenta de poder ver a los boxeadores que conoce en la pista cuando coinciden en los entrenamientos. En su tiempo peleó con careta a tres episodios, por cierto que eran “eternos”,  mencionó la atleta que reiteró el gusto por  la “estamina” -como dirían Jorge Alarcón en sus inolvidables crónicas junto a otro maestro Antonio Andere, director del Diario de los Deportistas, ambos ya fallecidos – de los golpes.

Checa ESTO: Esmeralda augura caída de “La Roca” Zamora en Metepec

Afuera uno se convierte en manager, les gritamos que conecten arriba o abajo, pero estando adentro del ring y tener al rival enfrente se acaban las opciones y sólo tratas de marcar puntos. Rafael Herrera, le dijo: “para enfrentar a los zurdos había que pegares con la derecha y a pesar de que no era su entrenador, siendo campeón mundial me dio consejos que yo aprendí, pero desafortunadamente por el peso dejé el boxeo, pues sobre la báscula marcaba 44 kilogramos”. Ahora su peso es de 48 kilogramos, en el límite del peso paja.

Entre sus ídolos tiene a Julio Cesar Chávez padre, Rubén el “Puas” Olivares y Rafael Herrera. En estos días, en el Centro Ceremonial Otomí,  coincidió con el Cesar del Boxeo, durante la preparación de su hijo para el combate en contra del “Canelo” Álvarez, luego de señalar que era muy buena para soltar el recto y los ganchos también se le daban.

“El boxeo me ayudó a forjar un carácter diferente, a pesar de que no pude seguir, me ayudó para tener un carácter fuerte para poder aguantar el cansancio mental y físico”, declaró Lupita, madrina de la selección de boxeo de aficionados y a un mes del Panamericano de Perú, en la que será su segunda competencia del año.