Alfonso Blanco y su nueva revancha con Pachuca

Mexico, 2017-04-26 08:44:24 | Redacción ESTO

Foto: José Luis García

POR OMAR PÉREZ DÍAZ

PACHUCA.- El futbol siempre da revancha. Alfonso Blanco bien sabe de esto. “A veces tarda un poco, a veces tarda más o sucede en un mismo partido”, reflexiona en exclusiva para ESTO, alguien que está llamado a ser protagonista de la gran final de Concachampions 2017.

El arquero de los Tuzos, casi sin pretenderlo, está bajo los reflectores. Hace una semana, en Monterrey, pasó de villano (luego de equivocarse en el gol de Tigres) a héroe, atajando un penal que valió el empate a un gol, que ahora tiene a los hidalguenses con ligera ventaja, en esa carrera por el título

Respaldado por directiva, cuerpo técnico y compañeros, este originario de Tamiahua, Veracruz, se volverá a poner bajo los tres postes, con el Mundial de Clubes en mente. “Estoy muy tranquilo, relajado”, dice en tono de confidencia al reportero, cuando posa frente a la lente.

También puedes leer: En Pachuca no se olvidan de los penales

LARGO RECORRIDO

Sucede que ‘Poncho’ no es ningún novato. Ya lleva más de una década en la Primera División, pasando por los equipos de América, Cruz Azul, Necaxa, León y San Luis.

Dirían que ya no se cuece al primer hervor… ni tratándose de la serie por el galardón de Concacaf. Pocos lo recuerdan pero Blanco ya jugó y perdió una final en el torneo continental.

Foto: José Luis García

Le pasó con Cruz Azul, cuando enfrentó al Atlante en la edición del 2008. Los Potros de Hierro acabaron imponiéndose 2-0 en el global. Un sueño roto que amerita desquite. “Esa fue mi primera final de Concachampions y creo que no hice mal las cosas pero no nos alcanzó”, evoca el portero.

También puedes leer: El ‘Piojo’ no le cierra las puertas al América

POR OTRA REVANCHA

Nueve años más tarde, la oportunidad de revancha pero con los Tuzos. “Es una gran responsabilidad estar en la cancha, compartir esta tarea con un compañero como el ‘Conejo’ Pérez; sin embargo, lo tomo con mucha seriedad y convencido de sacar adelante las cosas y ayudar al plantel a conseguir el objetivo”, afirma, con apenas tiempo de posar y repartir autógrafos.

No hace falta más. Alfonso Blanco tiene una cuenta por saldar en la Concacaf. El futbol le concede, una vez más, ese chance de desquite. Y como el tiempo no pasa el balde, este martes, ha cerrado su preparación con horas extras. Penales y tiros libres. Todo para encarar al destino llamado Tigres, en una atractiva gran final.