Joshua destroza a Klitscho y retiene su corona

Mexico, 2017-04-29 20:30:54 | AFP

Foto: AFP

El británico Anthony Joshua derrotó este sábado en una pelea épica al ucraniano Wladimir Klitschko, al detener el combate el árbitro en el undécimo y penúltimo asalto, en el estadio londinense de Wembley, ante 90.000 personas, reteniendo el cinturón de los pesados de la FIB y haciéndose con los de la AMB y OIB, que estaban vacantes.

Joshua, de 27 años, lanzó un duro castigo a Klitschko, de 41, en el penúltimo ‘round’, derribando en dos ocasiones al ucraniano, igual que había tumbado a su rival en el quinto, por lo que lleva 19 victorias en otros tantos combates como profesional.

La derrota del veterano ucraniano de parece poner fin a su reinado en los pesos pesados, que duró cerca de una década, hasta que Tyson Fury le destronó en noviembre de 2015.

 

El duelo tenía tres cinturones en juego, ya además del que defendía Joshua de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), entraban en la pugna el título de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y el de la Organización Internacional de Boxeo (OIB), este último de menor reputación, dejados vacantes por Tyson Fury.

Fue la primera derrota por KO técnico de Klitschko desde que el estadounidense Lamon Brewster lo derrotara en 2004, con lo que su palmarés queda en 64 victorias y cinco derrotas.

Checa ESTO: “Checo” espera una buena carrera en el GP de Rusia

En el sexto llegó el mejor momento del veterano ucraniano, que con un derechazo envió al británico al suelo, que fue contado hasta ocho, recibiendo después un golpe de izquierda de Klitschko, pero Joshua pudo sobrevivir a un asalto tan duro para él.

A partir de ahí, ambos boxeadores fueron menos agresivos, esperando tal vez encontrar un golpe de gracia, que fuera definitivo.

Y fue Joshua el que lo consiguió en el undécimo asalto.

También puedes leer: Adriana Jiménez consiguió oro en la Copa del Mundo de Clavados

El campeón lanzó un ‘uppercut’, al que siguió un golpe de derecha, que envió a Klitschko al tapiz.

Klitschko se pudo levantar valerosamente, pero recibió varios golpes de derecha que lo devolvieron al suelo.

El ucraniano se levantó otra vez, pero Joshua no quería dejar pasar ese momento y ante la presión a la que sometió a su rival, el árbitro David Fields decidió detener el combate.

Con la velada en Wembley, que presenciaron alrededor de 90.000 espectadores, se igualó el récord de asistencia en un combate en el Reino Unido, que databa de 1939 cuando 90.000 aficionados asistieron en el White City Stadium de Londres al duelo entre Len Harvey y Jock McAvoy.