Necaxa le pega por la mínima a Puebla y sueña con Liguilla

Mexico, 2017-04-30 17:30:26 | Redacción ESTO

POR ALEJANDRO ALFARO
ENVIADO ESPECIAL

PUEBLA.- Necaxa no tuvo que hacer mucho la tarde de este domingo para llevarse el triunfo de Puebla. Los Camoteros, al más puro estilo oriental, se hicieron el harakiri y terminaron por caer por la mínima diferencia debido a un autogol de Pablo Míguez en el segundo tiempo del que ya no se pudieron reponer.

También puedes leer: ¡Fiesta Grande! La Liguilla del Clausura 2017 toma forma

Fuera de eso, el choque ofreció poco y nada. Acciones de peligro contadas, emociones escasas. Todo digno de un duelo entre dos equipos recién salvados del descenso y ocupantes de los últimos lugares de la clasificación general.

El saldo final arrojó a un Puebla que se quedó como sotanero y un Necaxa que, al menos, se hizo de tres puntos bastante útiles para pensar en su posición en los cocientes para el semestre próximo.

EL JUEGO

Sin la presión por evitar el descenso debido a su consumada salvación, Puebla y Necaxa saltaron a la cancha del estadio Cuauhtémoc para poner cerrojazo final a la penúltima jornada del Clausura 2017 en un encuentro en el que únicamente se pusieron en juego tres puntos que servirían para mejorar un poco la posición inicial en la tabla de cocientes del siguiente año futbolístico, ya que las dos escuadras no tienen aspiración alguna de Liguilla.

Lejos de ver un partido bien jugado por dos cuadros sin nada que perder, el desarrollo se volvió tedioso y por momentos somnífero. Emociones muy a cuentagotas, un par de intentos por bando y nada más que escribir a casa.

Los visitantes pudieron irse adelante en el marcador con un gol de vestidor cuando una jugada a balón parado exigió al portero Villaseñor a atajar en dos tiempos y frustrar los deseos necaxistas de ponerle número a la casa.

La respuesta camotera llegaría más adelante, con una escapada de Esparza por izquierda que le valió para ingresar al área, pero terminó por sacar un tiro forzado, sobre la marcha, el cual se fue desviado de la portería de Marcelo Barovero.

También puedes leer: Toluca se duerme y deja ir el liderato ante Gallos

Un tímido aviso por equipo. No hubo tiempo para más antes del descanso entre dos clubes que hasta ese momento demostraron por que ocupan los últimos lugares de la tabla general.

Para la segunda mitad, La Franja levantó la mano y dio el primer aviso al exigir a Barovero con una forzada chilena de Navarro en la que el arquero argentino se tuvo que exigir con una recostada sobre su costado izquierdo para rechazar a un costado.

Parecía que los Camoteros tomarían mayor protagonismo a raíz de eso, pero justo cuando mejor trataban de jugar, la catástrofe apareció. Cambio de juego que Puch recibió por izquierda; con tiempo y espacio, el chileno levantó la cabeza y metió un centro que no llevaba nada; sin embargo, Pablo Míguez, en su intento por cortar, terminó por desviar la de gajos hacia su propia portería. Inesperada manera de que se moviera el marcador.

La desventaja trajo consigo un intento de reacción poblana. Con más ímpetu que ideas, los dirigidos por José Cardozo metieron en su propia cancha a unos Rayos, que lejos de preocuparse por el hecho, aceptaron la propuesta en espera de un contragolpe que les diera el gol del triunfo.

El área se llenó de centros; Navarro remató un par de veces con la cabeza, siempre a la ubicación de Barovero, quien no tuvo mayor exigencia sino hasta la recta final del encuentro, cuando el propio Álvaro puso un nuevo testarazo que amenazaba con colarse por el ángulo superior derecho, lo que “Trapito” evitó con un lance espectacular que frustró el grito de gol de la grada local.

En el agregado, Navarro volvió a fusilar al cancerbero necaxista con un tiro cerca del manchón de penal, mismo que Marcelo resolvió con sobriedad y categoría. No hubo tiempo para más. La Angelópolis se pintó de rojiblanco, Necaxa quiere Liguilla.

ACCIONES DEL PARTIDO