Miguel Egiguren, monumental en el Jai-Alai

Mexico, 2017-05-01 19:17:44 | Redacción ESTO

POR FERNANDO SIERRA FELGUERES

Su nivel de juego bien que merece un monumento, es por eso que decidimos buscar el sitio ideal para platicar con Mikel Egiguren, uno de los mejores delanteros del mundo. Qué mejor que hacerlo frente al Monumento a la Revolución y a un lado del Palacio de la Pelota, el Frontón México.

-¿Te gusta México?

“Es un país que me gusta mucho, tengo grandes amigos, vengo mucho y bueno, que esté el frontón abierto ha sido una noticia muy importante para el mundo de la cesta punta y yo me encuentro como en casa, muy contento”.

-¿Cómo nace Mikel Egiguren el pelotari?

“Bueno, yo de bien chico tenía unos tíos que jugaban en Estados Unidos y me regalaron una cesta; comencé a jugar en el garaje de la casa con 8, 9 años y me enganché; me gustó tanto que fui adonde mi papá y le dije: ‘Apúntame en una escuela que ya no aguanto más’, y así comenzamos a jugar mi hermano y yo en una escuela en Tolosa y hasta hoy toda una vida jugando a cesta, que a final de cuentas ha sido mi modo de vida, es lo que me gusta hacer, he tenido la suerte de vivir de ello y es mi gran pasión”.

-Tú eres de San Sebastián, ¿verdad?

“Sí, para mí, la bahía más hermosa del mundo, un sitio precioso y sí, es mi casa”.

-¿Ser uno de los mejores delanteros del mundo es un gran compromiso o un gran privilegio?

“Para mí, jugar a cesta es un privilegio. Llevo más de 20 años jugando como profesional. Ahí está mi trayectoria y tengo la satisfacción hoy en día de no tener que demostrar nada a nadie, creo que yo me he hecho mi camino y aunque parezca contradictorio, a pesar de hacerte veterano tienes más ilusión cada vez. Eres más exigente contigo mismo, te cuidas más y quieres hacerlo bien y la verdad que estoy en una etapa muy bonita, el año pasado tuve muy buen verano y he venido a México a darlo todo”.

-Has jugado infinidad de campeonatos del mundo, ¿en qué frontón te has sentido mejor?

“Me he sentido muy bien en muchos sitios, mucha gente buena, en todos los sitios te tratan bien. Mi casa, digamos un poco, es Hondarribi, donde soy el monitor de la escuela de pelota, es el último pueblo en Euzkadi, antes de Francia y luego pues en Dania jugué 10 años, en Guernica he estado jugando muy bien este verano, en Francia también muy a gusto y en México encantado, ya había venido en 2007 a jugar un torneo al frontón Elorduy. La verdad que no tengo un sitio preferido, estoy muy agradecido de todos donde he jugado y de toda la gente”.

-Los pelotaris son nómadas…

“Pues sí, la verdad que es una enseñanza de vida, te mueves tanto y los pelotaris somos autodidactas, al final tienes que ir aprendiéndolo todo por tu cuenta, sales de casa muy joven y en todos los sitios, si te llevas lo mejor que ves de cada uno de ellos, vas a tener mucha sabiduría”.

-¿Cuáles son las cosas buenas y malas del Palacio de la Pelota?

“Es un frontón muy largo, funcionando es el más largo del mundo, pero también es muy vivo y es un frontón que luce mucho. Aquí el zaguero desde atrás puede hacer mucho daño, de revés también de ‘escapada’ a la pared izquierda, a la ‘chula’ y es muy bueno que sea un frontón vivo porque se ve muy buen espectáculo y luego para los delanteros con el saque aquí puedes meter la pelota atrás, al zaguero, puedes rematar, abre muy bien la pelota. Yo creo que lo tiene todo. Lo que sí, primero hay que ‘encancharse’ y yo creo que de aquí en adelante vamos a ver cada día mejor pelota”.

-Parece que con pelotaris como López, Irastorza, Goicoechea, se está llegando a la perfección del pelotari, pero a mí en lo particular disfruto más el juego alegre de Egiguren.

“Bueno, la verdad que los tres nombres que has citado son grandísimos pelotaris, son figuras, son números uno, pero si la verdad que aparte de hacer todo bien, también son chicos muy grandes, muy fuertes y quizá gente que somos más ‘mortales’, de tamaño más real, nos hemos tenido que fijar en pelotaris más como Samuel Inclán, ‘Cachín’ Uriarte o ‘Chiquito’ de Bolívar para sacar otro tipo de recursos, rematar más, entrar más al saque y yo siempre lo he intentado. Inclán ha sido uno de mis pelotaris favoritos y siempre he intentado un juego alegre para que la gente disfrute y meter miedo al contrario cuando saquen”.

-Tenía la curiosidad de saber si te había tocado la época de “Cachín”, “Chiquito”, Inclán, Zavala, Remen, Elorza, Elordui, Félix…

“La verdad que era una época donde había más frontones abiertos, más pelotaris en general y creo que también más figuras, más conocidos. He tenido la suerte de verlos a todos jugar y la suerte de jugar contra Remen, contra ‘Cachín’, he jugado muchos partidos con Félix y le he cogido la última etapa yo de muy joven y la verdad que eran grandísimos pelotaris. Ha evolucionado mucho la pelota, hoy en día este deporte es mucho más físico y ellos quizá tenían más destreza, hoy el pelotari creo que es más atleta. Es diferente, en el futbol pasa lo mismo y va evolucionando hacía una nueva manera de jugar”.

-¿Te han dicho que en algunos movimientos te pareces a “Cachín” Uriarte?

“Me lo han dicho, igual los andares o el casco, ‘Cachín’ la verdad que ha sido para mí un referente dentro y fuera de la cancha. Grandísima persona, grandísimo pelotari, un ejemplo para todos los jóvenes que jugamos en aquella época y un espejo en el que nos hemos mirado”.

-¿Estás consciente de que el público del Frontón México todavía no ha visto al Egiguren que estoy seguro los va a volver locos?

“Yo creo que es cuestión de unos cuantos partidos más, voy a sacar mi juego, voy a ir a más cada día, es cuestión de ‘encancharme’ y de eso no tengo la menor duda. Esa es mi intención, de que el público disfrute de mi juego”.

-Además de pelotari, eres empresario de la pelota y tú mejor que nadie puede decirnos el momento actual que vive el mundo del jai-alai.

“Haciendo una reflexión general, diría que en Estados Unidos ha sido terrible lo que ha pasado, hemos conocido hasta 16 frontones abiertos, hoy en día quedan solo Miami y Dania y Fort Pierce algún mes y ha sido, al final, por muchos motivos. Hoy en día hay muchas cosas, casinos, una huelga y desgraciadamente me cuesta creer que en Estados Unidos vaya a dar la vuelta. Yo diría que el Frontón México es el punto de partida a nivel mundial, su reapertura puede poner nuevamente a funcionar el jai-alai alrededor del mundo; han venido un buen número de chavales, lo mejor que había en Euzkadi y también nos da esperanza que las escuelas en el País Vasco están funcionando muy bien y hemos subido un escalón y van para arriba. Creo que el fondo lo hemos tocado ya, vamos para arriba y hay motivos para tener ilusión. Llevo 20 años jugando a la pelota y el Frontón México es el primer frontón que veo abrirse, he visto cerrar todos”.

Así terminamos la entrevista con Mikel “El Mago” Egiguren, uno de los mejores delanteros del mundo en el más bello y espectacular de los deportes: el Jai-alai.