Chávez Jr. sólo le tiene miedo a él mismo

Mexico, 2017-05-01 22:15:20 | José Luis Camarillo

Julio César Chávez júnior reveló que “pensaba en retirarse” antes de sostener aquellas peleas de desagradable sabor contra el polaco Andrzej Fonfara y el chihuahuense Marco “Dorado” Reyes, ya que la primera la perdió por nocaut técnico luego de nueve episodios y en la otra se excedió del peso señalado y ganó precariamente por puntos, aunque en ello haya influido que se fracturó una mano durante la contienda.

El Júnior ofreció una conferencia telefónica para los medios informativos internacionales, a la que tuvimos acceso.

Contrario a aquellos pensamientos negativos, ahora al interrogarlo sobre si pensaría en colgar los guantes en caso de perder contra Saúl “Canelo” Álvarez el próximo sábado en la T-Mobile Arena de Las Vegas, respondió:

“No pienso perder, prefiero hablar después de la pelea. La suerte no existe, lo que existe es un trabajo duro como el que he hecho. Cuando trabajas con ganas, con el corazón, los resultados son buenos”.

-¿Qué es lo que respetas más del “Canelo” como contendiente?

“Ha subido a dar buenas peleas, ha peleado contra muy buenos rivales, aunque éstos no estaban en su mejor momento. Respeto a todos mis adversarios, a todos los que se arriesgan a subir a un ring. Lo que más miedo me da, es contra mí mismo, por eso he trabajado duro”.

Al evocar las dos actuaciones previamente mencionadas, aseveró: “Cuando Fonfara y Reyes, realmente hubiera querido retirarme, pero peleé porque era un trabajo, no con la pasión que lo hice en mis mejores momentos. Por eso no vieron lo mejor de mí. Esta vez mi mentalidad cambió y espero que la gente mire lo mejor de mí”.

Julio fue puntual en sus declaraciones respecto de lo que espera en su crucial cita con el “Canelo”.

“Es una pelea dura, importante, porque los dos somos mexicanos, lleva mucho tiempo calentándose, todas las peleas son importantes y ésta va a marcar mi futuro como peleador. En las peleas entre mexicanos hay rivalidad, ‘Canelo’ es buen peleador, es un buen campeón, no pienso desaprovechar esta oportunidad, quizá sea la última gran oportunidad que tenga”.

-¿Es este duelo el más importante de toda tu vida?

“Creo que sí, es la pelea más importante de mi carrera, por el momento en el que se presenta, por los números, por todos los miles de aficionados que la van a mirar, y por lo que significa en este momento triunfar”.

Sobre la antipatía mutua que se profesa con Saúl Álvarez, expresó: “El ‘Canelo’ Álvarez no es de mi agrado, no es un rival que pueda respetar por lo que ha hecho en su carrera, pero como él dice, eso ya quedó atrás y el sábado va a ser una gran pelea. No podría decir la razón por la que no nos caemos bien. Puede ser un buen punto que soy hijo de Julio César Chávez. Nadie escogemos dónde estar, es por medio de nuestro propio trabajo colocarnos donde estamos. El sábado se verá que soy un buen peleador, que la gente sigue por la acción en mis combates”.

NO, CON SU PAPÁ

Inquirido si su padre lo presiona en sus prácticas, Julito asentó: “Me gusta que él vaya a mis preparaciones, pero no que quiera ser el entrenador. Para eso se escoge un entrenador como ahora Nacho Beristáin. A veces la gente no sabemos transmitir la enseñanza a los demás; aprendí viendo a mi papá. Es más conveniente entrenar con Nacho Beristáin, que es miembro del Salón de la Fama, que con mi papá, que es uno de los mejores boxeadores de la historia.

“Para esta pelea he hecho las cosas mejor, he escuchado a mi entrenador Nacho Beristain, he sido disciplinado, he ido a entrenar todos los días de la semana, me fue muy difícil al principio. Él tiene el carácter necesario para entrenarme, hubo buena conexión. El estilo no se cambia de un día para otro; con empeño pude mejorar hábitos que tenía en el pasado, los resultados se van a notar en el ring”.

EL PESO, “SIN MATARSE”

Un tema ineludible es si podrá dar el tope máximo de 164.5 libras para este encuentro, sin debilitarse en extremo, después de casi cinco años de no marcarlo.

Siempre he pensado que puedo dar las 160 libras, lógicamente de 168 para abajo sé que va a ser muy difícil para mí, pero trabajando bien como lo hacía cuando era campeón del mundo, creo que no habría problema Así que ahora trabajaré de igual forma para llegar bien a las 164 y media”.

Prosiguió: “Voy a ganar porque creo que es mi división (peso supermedio), porque soy mucho mejor peleador que ‘Canelo’, porque él está equivocado al pensar que agarró la pelea porque tiene ventaja y el sábado se dará cuenta que está muy equivocado y que no es su división.

“Llevé una muy buena preparación durante dos meses en el Centro Ceremonial Otomí y eso me da la confianza y las ganas para ganar. Trabajé todos los días sin falta, con disciplina”.

Al ahondar en el tema de la báscula, Chávez hijo asentó: “He hecho un buen trabajo con la dieta y este tipo de pelea lo amerita, estaré listo para ganar, no solamente para dar el peso. Estoy a pocas libras de darlo”.

-¿Te basas en la vieja sentencia de que un buen peleador grande siempre le ganará a un buen peleador chico?

“Creo que puede ser un punto importante porque el bueno más grande siempre le gana al bueno de menor peso, es lo que se ha dicho a lo largo del boxeo. Pero no me enfoco en eso, no quiero sacrificarme o matarme con el peso, para estar bien en condición física y creo que con la preparación que hice puedo competir boxísticamente no sólo usando mi cuerpo y mi peso para obtener esa ventaja; creo que la inteligencia, la cabeza y la estrategia es muy importante para ganar esta pelea, más que el peso”.

-¿Crees poder noquear?

“Sí, porque soy un peso grande, ‘Canelo’ nunca ha peleado con rivales tan grandes como yo; ya he peleado en peso semicompleto y un golpe puede cambiarlo todo, si logro pescarlo bien, se puede ir”.

ESTAR VIGENTE

Asimismo, Julito reiteró: “Algunas veces pensé en retirarme, como cuando peleé con Marco Reyes, pero después pensé bien las cosas y sé qué este deporte es lo mío y lo hago bien. Sé que en aquellas veces no me preparé con la misma pasión que lo hice en mis mejores momentos, ahora lo estoy haciendo y quiero que la gente vea al mejor Julio que haya podido ver”.

Y sentenció: “Lo importante de esta pelea es que deseo demostrar que todavía estoy vigente y en los primeros niveles del boxeo mundial, quiero dedicar el triunfo a mis hijas para que tengan un buen ejemplo de su papá cuando crezcan”.

JULIO Jr. afirma que se preparó como nunca para el “Canelo”.