García y Alfaro saborean la gloria de la LFA

Mexico, 2017-05-02 14:29:51 | Jorge Briones

Foto: Oswaldo Figueroa

 

Pocos sabores son tan dulces como el de arroja la gloria deportiva.

Unas cuantas horas después de conseguir el título en la segunda edición del Tazón México, el quarterback Marco García y el coach Ernesto Alfaro disfrutan su momento en lo más alto de la Liga de Futbol Americano Profesional (LFA).

Dos campeonatos en dos campañas no son suficientes para saciar el hambre de triunfo de los principales referentes de los Mayas, quienes visitaron la redacción de ESTO, y aseguraron que su mente ya está puesta en el tricampeonato del 2018.

“Tenemos un sentimiento de gran satisfacción por conseguir el objetivo. En poco tiempo logramos crear una familia, que sólo ha perdido tres juegos en dos años, y que disfruta lo que hace”, fue la primera sensación del estratega del “Imperio Azul”. A su vez, el MVP de la final, comentó que tiene “un sentimiento de fiesta por haber alcanzado el título. Rescato la forma en la que nos manejamos, contamos con una esencia ganadora. Nos volvimos adictos al éxito”.

Foto: Oswaldo Figueroa

Ernesto Alfaro valoró la inercia positiva que se siente en el vestuario: “Esa es la clave de nuestro éxito. Mantuvimos a 35 de los 45 jugadores del año pasado, es una base que ya sabía lo que significa jugar la final. Seguiremos esos lineamientos para la próxima temporada. Los muchachos entendieron de la dificultad de jugar en la LFA”.

El flamante pasador #12 no dudó en alabar el trabajo de su entrenador: “Nos ha contagiado su esencia y filosofía ganadora. Lo conozco desde mi etapa en Liga Mayor, y entiendo lo que necesita de mí en cada jugada. El ir paso a paso para llegar a nuestra meta, y el cómo hacerlo”. Los halagos fueron recíprocos: “Este jueguito debería llamarse ‘quarterback’. Todos somos importantes, pero si no tienes uno bueno, no hay nada. Marco tiene lo que necesitas de un mariscal de campo. Es inteligente y con mucho talento. Entiende los conceptos que necesitamos en el equipo”.

También puedes leer: Mayas vence a Dinos y es bicampeón de la LFA

Aún emocionado y con el sentimiento a flor de piel, el coach le dedicó el bicampeonato a “mis padres, mi esposa y mis hijas. Siempre me apoyan profesionalmente. Todos hicimos un gran trabajo, todos sumamos para conseguir este resultado. Estoy fascinado con nuestra afición, que es sin duda, la mejor de la LFA”. Ernesto Alfaro, quien también dirige a los Burros Blancos en la ONEFA, bromeó al decir que su relación con su esposa se ha transformado en “saludarnos y despedirnos. Estoy todo el día trabajando. Llevo muchísimos años con ella, y siempre ha estado a mí lado. Trato de disfrutar mi poco tiempo en familia. Pero ha valido la pena el sacrificio”.

Por su parte, Marco, quien también le dedicó el campeonato a sus seres queridos, mencionó a su “staff de coacheo y compañeros” como la parte importante para recibir el galardón el “Jugador Más Valioso” del Tazón México II.

Ambos elementos del “Imperio Azul” planean regresar para la temporada entrante con los bicampeones, “con la mente puesta en el tricampeonato y sabiendo que el nivel crecerá por parte de todos los rivales. Seremos el equipo a batir”, profundizó el estratega.

La redacción del ‘Diario de los Deportistas’ se vistió de gala con la presencia de los flamantes campeones de la LFA.