Todos quieren ver al Canelo: De la Hoya

Mexico, 2017-05-07 22:54:02 | José Luis Camarillo

POR JOSÉ LUIS CAMARILLO

ENVIADO ESPECIAL

LAS VEGAS, Nevada.- Todo lo que Julio César Chávez júnior declaró en forma reiterada de que “iba a noquear” a Saúl “Canelo” Álvarez permanecía en la mente de éste último aun cuando le propinó una “blanqueada” (un término beisbolero para decir que un equipo dejó “en cero” a su rival) después de 12 episodios completos y le contestó con un claro desdén al evadir su intento de abrazo poco después de sonar el último campanazo.

“Para mí es capítulo cerrado, lo hice con broche de oro”, declaró Saúl ante la pregunta de un reportero referente a que siempre se habló de que esta rivalidad podría arrojar dos o hasta tres combates entre el muchacho pelirrojo y el de Culiacán.

LA MEJOR ESQUINA

Este enviado del Diario de los Deportistas tomó el micrófono inalámbrico para subrayar que igualmente se habló de que sería un duelo de esquinas entre Chepo Reynoso y su hijo Eddie, y Nacho Beristáin, a lo que el jalisciense respondió:

“Tengo la mejor esquina del mundo” y volteó a un lado, donde estaban sentados los dos hombres que comenzaron a educarlo boxísticamente desde los 13 años de edad, de manera que llevan 13 calendarios juntos.

GOLOVKIN

Quedó confirmado que Óscar de la Hoya está convertido en un zorro en cuanto a la administración de sus estrellas, y se esmera aún más en el caso del “Canelo”, el máximo generador de dinero en la actualidad y quien podría disparar sus ganancias personales hasta la estratósfera en su encuentro del próximo 16 de septiembre contra el invicto kazajo Gennady “GGG” Golovkin.

De la Hoya mencionó en conferencia de prensa posterior a lo que quedó en un intento de buena pelea entre el Júnior y Álvarez, que el siguiente pleito de este último se pactó en negociaciones que duraron las dos semanas más recientes y alabó la disposición del Team Golovkin que encabeza su promotor Tom Loeffler para llegar a un acuerdo. Ayer escribimos que se especula que “GGG” obtendría un pago de 15 millones de dólares sin derecho a participar en un porcentaje por la venta del pago por evento en transmisión televisiva ni por otros conceptos de comercialización

De la misma forma, De la Hoya afirmó que la batalla mencionada “es pretendida en todas partes del mundo” y se le escuchó pronunciar los nombres de los Emiratos Árabes y el Reino Unido (Londres), donde Joshua Gibson y WladimirV¡Vladimir Klitschko metieron a 90 mil personas en el Wembley Stadium. Se piensa sin embargo que es más factible que el Cowboys Stadium se lleve esa joya de contienda.

LAS APUESTAS

También dentro del contexto de la especulación, un importante ciber sitio de boxeo publicó anteanoche que Golovkin abría 4-1 como favorito, pero luego las aguas se asentaron y surgió un más creíble 2-1 a favor del kazajo, quien es el monarca universal unificado de peso medio del WBC y la WBA.

Los vientos favorables hacia el “Canelo” incluyen la versión de que su encuentro con el Júnior rondaría el millón de hogares que compraron el pago por ver en Estados Unidos, y a ello súmele las fuertes cifras por el circuito cerrado en Las Vegas y la transmisión en pantallas de cine en distintas ciudades de la Unión Americana.

Igualmente en nuestra edición dominical expusimos que contra Golovkin, el enrachado Saúl podría meterse a la bolsa el doble de lo que obtuvo contra Chávez hijo, quien le habría dejado réditos de unos 30 millones de verdes. El Júnior podría conseguir 10 millones de verdes.

Con toda seguridad, Álvarez es el púgil mexicano que más gana en estos días y el que más ha cobrado en la historia, seguido de Juan Manuel Márquez.

En nuestra crónica de lo que sucedió el sábado en la repleta T-Mobile Arena, entre Saúl y Julito, expusimos que como se dice en el argot boxístico, no hubo pelea y fue porque las previsiones de que el cuerpo le cobró al sinaloense la factura de días que se convirtieron en meses de ausencia en el trabajo de carretera y por ende en el de gimnasio. El “Canelo” trabajó entonces en el ring al paso que le convenía sin dejar de mantenerse en posición ofensiva, acaso con algunos espacios en que se recargó en las cuerdas para invitar a su enemigo a “entrar” y asimismo tomarse un descanso entre rounds. El alumno de los Reynoso no se sentaba en los espacios entre rounds mientras que Julito aprovechó cada minuto de descanso, el cual le sirvió para que le colocaran la plancha helada para reducir la inflamación alrededor de sus ojos que mostró desde que la pelea era muy joven. Su nariz y su boca terminaron sangrantes.

El Júnior reconoció: “Me ganó bien, yo intentaba conectarlo pero me ganaba los golpes con su rapidez y su timing (manejar los tiempos). Mi cuerpo resintió la pérdida de peso porque hace muchos años que no daba las 164 libras”. No obstante, sorprendió que después de ofrecer disculpas “a su público” por su floja actuación, haya dicho que “lo mejor de mí está por venir”.