América

La Volpe deja bases para el futuro crema

Mexico, 2017-05-08 12:06:41 | Alejandro Alfaro

Foto: Jorge Barrera

 

Conocido por su gran capacidad como estratega, pero también por su ojo clínico para detectar jóvenes con talento e impulsarlos con oportunidades sobre el terreno de juego, Ricardo Antonio La Volpe dejó semillas en Coapa que de a poco florecen y se confirman como una completa realidad, unas más que otras.

En sus últimas palabras como técnico azulcrema, “El Bigotón” puntualizó algunos nombres, como los de Manuel Pérez, Diego Lainez y Edson Álvarez. El primero de ellos se quedó muy cerca de convertirse en el héroe inesperado que le diera a las Águilas el boleto a la Liguilla, con un doblete ante Pachuca.

Y es que en el caso de Manu, Ricardo le dio la confianza para ir de titular en algunos juegos de Copa MX y también ser revulsivo en partidos de Liga. Aunque, eso sí, cabe señalar que Pérez no surgió precisamente de las inferiores americanistas y ha tenido que tocar diferentes puertas en busca de cumplir su sueño de consolidarse en Primera División, ya que inició en Pumas, probó suerte en Pachuca y hoy lucha por un lugar en América.

Foto: Jorge Barrera

“La verdad ha sido difícil en tan poco tiempo y minutos que he jugado, he estado en tres equipos. Ha sido difícil adaptarme y consolidarme en un mismo club. Busco la manera de tener oportunidades y gracias a Dios hoy se me ha dado en América y trato de aprovechar los chances. He trabajado con entrenadores que no me han querido, otros que me han querido pero se van, me meten y los corren porque no pasamos a la Liguilla. Me ha costado mucho en ese aspecto”.

Agradecido por la enseñanza recibida, Manuel confió a ESTO lo vivido bajo la dirección técnica del entrenador argentino. “Me llevo una experiencia bastante buena. Ha sido el entrenador que siempre me enseñó hasta que entendiera. Es un técnico que no se cansa de ayudar y enseñar a los más jóvenes y yo le agarré lo mejor de todo lo que me dijo. Sabe mucho de futbol y te dice cómo moverte en el campo, pensar diferente y jugar contra otros sistemas. Ricardo ha sido uno de los mejores entrenadores que he tenido y lo aproveché lo más que pude. Me llevo ese aprendizaje para siempre”, expresó, al tiempo de resaltar que su última actuación lo hizo ganar en confianza y espera pelear por un puesto con el siguiente entrenador que llegue al Nido.

“Este último partido me ayudó a agarrar más confianza para ganarme mi lugar en el equipo y ganarme más oportunidades con el que llegue y pelear por un lugar”.

También puedes leer: ¡Volverá al nido! Herrera reveló contacto entre directivas

La Volpe no dejó títulos en las vitrinas cremas, aunque el ganar copas es algo que a decir del propio timonel, no trasciende tanto como poder dejar una huella, misma que en este caso puede ser un estilo de juego o bien, la producción de jóvenes jugadores que nutran al balompié nacional o tengan mayor confianza y la proyección suficiente.

Hoy, América puede presumir que tiene a dos jugadores formados en casa ya consolidados en su primer equipo, además de un habilidoso joven con un futuro prometedor. Los tres con un factor en común: son chicos de La Volpe.

Foto: Ramon Romero

COSTOSAS OPORTUNIDADES

Si bien es cierto que los elementos mencionados encontraron oportunidades que eran difíciles de imaginar en un equipo como América, mucho tiene que ver el hecho de que se originaran en gran parte a lesiones de jugadores como Cecilio Domínguez, Renato Ibarra o Bruno Valdez, hombres que en su momento quedaron fuera por lesión y tuvieron que ser relevados por muchachos formados en América, mismos que mostraron sus condiciones