Vivimos una historia muy difícil: Roberto Hernández

Mexico, 2017-05-10 16:30:09 | Notimex

El entrenador Roberto Hernández pasó de un rostro marchito a uno lleno de alegría y sus palabras reflejan fielmente lo que vive, al decir que pasó de la oscuridad a la luz, pues ahora Morelia peleará el campeonato del futbol mexicano.

“Es de pasar de una historia oscura a una mucho más clara. Es encontrar la luz. Nos sentimos contentos y orgulloso y todavía con una gran responsabilidad de seguir escribiendo historia. Tenemos mucha hambre de seguir haciendo cosas valiosa para esta institución”, expresó en conferencia de prensa.

También puedes leer: Definida la gran final de la Champions League

Fueron días, semanas, meses y años de angustia y sufrimientos salpicados de algunas alegrías por triunfos, pero el sábado pasado fue el clímax del descenso, cuando el equipo ya estaba fuera de la Liga MX, pero el peruano Raúl Ruidíaz anotó el gol en tiempo de reposición para la victoria por 2-1 ante Monterrey y con ello festejar la permanencia como si hubieran ganado el título.

El 9 de febrero pasado, tras la salida del estratega argentino Pablo Marini, el presidente del club, Álvaro Dávila anunció que Hernández asumía la dirección técnica de Monarcas, porque Tomás Boy, quien ni contestó el teléfono, Carlos Bustos y Luis Fernando Tena no quisieron aceptar la conducción del conjunto.

Checa ESTO: Diego Lainez sale lesionado en el Clásico Sub 17

Roberto Hernández, un conocedor de las entrañas del equipo por permanecer años y años como auxiliar técnico, empezó su ardua labor para ahora decir “Monarcas es la segunda mejor defensa, el segundo mejor visitante, tiene al bicampeón de goleo”.

Agregó que “dentro de esos dos años de sufrimiento tenemos dos liguillas, se mejoró en un 90 por ciento la asistencia al estadio, bajó el nivel de lesiones, ganamos los duelos directos contra los rivales (inmiscuidos en el tema del descenso)”.

Además, siente todo el respaldo de un proyecto comandado por Álvaro Dávila y como todo un originario de La Piedad, Michoacán, vive, vibra, sufre y se llena de alegría con lo que viene para el equipo, sin importar si es en la dirección técnica o haciendo limpieza en oficinas o en el estadio, pero por el momento no ha tenido tiempo para ver más allá de la liguilla.

“Sí, hoy el objetivo cambió y hablábamos primero de la permanencia, de estar en una liguilla y ya se cumplieron, ahora estamos pensando en el título, estamos conscientes que hay que hacer muchas cosas bien, pero de que vamos a pelearla, lo haremos”, aseguró.

Se siente agradecido y arropado por la afición y más cuando los fans esperaron al equipo a las tres o cuatro horas de la mañana del domingo, para darle una bienvenida como de campeón al equipo, procedente de Monterrey.

Los obstáculos siguen siendo gigantes, ahora se llama Tijuana, el superlíder de la campaña regular, pero como todos dice, es una competencia nueva, lo realizado quedó atrás y lo que trasciende es lo que se haga en los dos encuentros por serie.

“La posibilidad existe, Tijuana es uno de los equipos más regulares, (con uno) de los mejores entrenadores, con idea futbolística clara y buenos jugadores, una condición que ningún otro club tenemos, una cancha diferente. Hay ciertas circunstancias que están a su favor. Hay que hacer una buena serie”, concluyó.