El toreo mexicano brilla en la Feria de San Marcos

Mexico, 2017-05-10 20:10:09 | Redacción ESTO

POR MARYSOL FRAGOSO

La reciente edición de la Feria de San Marcos en Aguascalientes presentó una marcada presencia de toreros nacionales apuntalada con apariciones puntuales de diestros extranjeros. El resultado final fue una respuesta importante de los diestros mexicanos que correspondieron con triunfos trascendentes a la confianza mostrada por la empresa al acartelarlos con los coletas foráneos de renombre internacional. Además se presentaron ganaderías que en otras ediciones no habían tenido presencia en el serial y dichos astados tuvieron un elevado índice de toreabilidad. El público se reflejó en los tendidos en número importante a lo largo de la feria.

Entre el domingo 16 de abril y hasta el domingo 7 de mayo se celebraron 11 corridas en las que se cortaron 21 orejas. La feria tuvo sello mexicano en sus éxitos taurinos y ganaderos.

También puedes leer: Atlas cierra su preparación para enfrentar a Chivas

Joselito Adame, tras haber cortado una oreja en la plaza española de Sevilla, una vez más dio la cara por el toreo en nuestro país. A su paso por la monumental de su tierra, logró cortar cuatro orejas para refirmar su condición de figura durante dos actuaciones en las que destacó su completísima actuación en el mano a mano con el francés Sebastián Castella, al cortar tres apéndices en un capitulo que quedará guardado en su historia por el deleite que propició en los aficionados. Unos días después cortó otro en un agarrón con “El Payo”, luego que ambos iban como punteros del ciclo y coincidieron en un cartel en el que no desmereció la presencia del potosino Fermín Rivera, quien cuajó estupendas faenas, pero se dejó el triunfo en la punta de la espada; en lo que fue una combinación cien por ciento mexicana, que agotó las localidades.

El propio Octavio García “El Payo”, con sitio, madurez y calidad incuestionables, consiguió dos actuaciones de peso en las que una vez más patentizó el gran momento por el que atraviesa.

El público esperó con ansia a Sergio Flores, en el aire se palpaba la inquietud que generaba la presencia del máximo triunfador de la Plaza México. El torero de Tlaxcala estuvo muy por encima de las expectativas. Abrió actividad en la primera corrida ante un serio y buen encierro de Santa Fe del Campio. Con toreo contundente obtuvo una oreja, así como el trofeo Oreja de Oro, amén de otro apéndice el día grande de la feria, donde se lidiaron toros de Julián Hamdan.

También puedes leer: Estamos listos para buscar el ascenso: Gabriel Caballero

Arturo Macías se hizo de una oreja en la lidia de Villa Carmela durante la segunda fecha, así como de otra el 25 de abril con un ejemplar de regalo, luego de haberse impuesto a la adversidad para salir a torear a pesar de la cornada de dos trayectorias que sufrió el día previo en una tienta en la dehesa de Manolo Espinosa.

Esta vez la gente logró paladear la dimensión que como torero tiene Luis David Adame, quien realizó faenas importantes con originalidad y frescura. Ante ello, cosechó dos apéndices en igual cantidad de fechas.

Otra de las notas altas de la feria la dieron los toros de Jaral de Peñas, propiedad de Juan Pedro Barroso. El llamado Tío Julio fue indultado por Diego Silveti, quien protagonizó una emotiva labor en la que resultó herido de consideración en el muslo izquierdo. Ese encierro en lo general, con Tío Julio en lo individual, fue de lo mejor que se lidió en la primera parte del ciclo y ya ha empezado a recibir trofeos que ratifican su papel de triunfador de la feria. En ese primer bloque de corridas también destacó el ya mencionado encierro de Santa Fe del Campo, así como dos toros de Begoña, primero y cuarto, lidiados estos en la tercera corrida.

Importantes labores tuvieron los diestros locales Fabián Barba y Diego Sánchez, cada cual consiguió un trofeo, el veterano en la tercera fecha con un astado de Begoña y el más joven en el cierre durante el undécimo festejo ante su socio de Boquilla del Carmen.

Sobresalieron la madurez de Fermín Rivera e Ignacio Garibay, así como la entrega y evolución de Fermín Espinosa “Armillita IV” y Michel Lagravere; Juan Pablo Sánchez, Gerardo Adame; y el gran avance del novillero José María Hermosillo que cortó dos orejas en la novillada de triunfadores. Estos actuaron en el segundo bloque de corridas, donde hizo un gran papel el encierro de Montecristo de Germán Mercado Lamm, éste contó con tres toros de bandera.

Se reseña como la única alternativa que se otorgó en esta feria, la de Diego Emilio que consiguió pasajes con brillantez pero perdió la brújula al oficiar con la espada.