El Guadalajara, del suspenso al milagro

Mexico, 2017-05-15 08:36:37 | Fernando Schwartz

Foto: Érik Estrella

 

La falta de definición, más Fraga atrás, dieron lugar a una dramática clasificación de Chivas a las semifinales de la Liga MX. Atlas cayó con la cara al sol. Una vez más, fue Aboagye el que se quedó atorado en el rincón del tiro de esquina, como en el gol anulado a Pulido en el primero, y habilitó a Orbelín en el minuto 45 del primer tiempo, para dejar fuera a un Atlas que fue empecinado, dio batalla, mantuvo en vilo a un Rebaño Sagrado que terminó con una defensa entregada, muy contra su estilo, para poder avanzar en partido global empatado 1-1, pero que la posición en tabla le dio el pase a la siguiente ronda.

Atlas, en forma inteligente, jugó a la desesperación de Chivas. Puso una línea de cinco, donde “Macue” Robles fue un roble, y además, la lesión de Leiton Jiménez echó todo por tierra, porque aunque Barreiro lo hizo bien, se perdió un hombre muy importante atrás. Barragán jugó sólo adelante todo el primer tiempo buscando retener pelota y Atlas se la ingenió para salir por velocidad, buscar llegada e inquietar la portería de Cota. Lo consiguió con algunas buenas llegadas, pero ese tiro de esquina, donde se atora Aboagye, significa el cabezazo acrobático de Orbelín, quien fue el mejor en la cancha de Chivas para poder avanzar a las ansiadas semifinales, en su tercer intento con Almeyda en Liguilla, y que en dos anteriores se quedó apeado en cuartos de final.

También puedes leer: Chivas cumple ante Atlas y avanza a semifinales

Chivas deberá mejorar mucho en la creación. “Chofis” anda perdido. Calderón no fue solución y el sacrificio físico de Fierro es de aplaudirse, como también el de Alan Pulido, jugando de media punta, cuando se siente mas cómodo al frente. Cuando metió a Michael Pérez en la segunda parte, era obvio defender más el gol, y cuando vino Ponce, fue total la defensiva que se marcó porque ahora sí que yendo contra su filosofía, Chivas quiso saber manejar un reloj que no se le ha dado en el campeonato. Atlas, con una nómina llena de canteranos dio un partidazo. Aplauso para Garnica, González, Salas y Barragán, “El Fideo”, quienes se prodigaron y quedaron muy cerca de la hazaña, donde también hay que reconocer la gran labor de Fraga.

Chivas, atrás se defiende bien. En el medio campo controla, pero de tres cuartos de cancha para adelante, le cuesta mucho trabajo y fue un balón parado sobre el final del medio tiempo lo que marcó la diferencia, y es que por posición en la tabla y sin superar con claridad al Atlas en la serie, Chivas apunta al doblete que tanto anhela después de haber ganado la Copa. Es evidente que se corrige más fácil ganando que perdiendo y en eso debe pensar Matías para poder hacerlo en lo que le queda de poco tiempo de trabajo en cara a las semifinales. Atlas, con “El Profe” Cruz, se va por la puerta grande. Buen campeonato de los rojinegros, donde además se volvió a la tradición de La Cantera y el equipo agradó en cada una de sus actuaciones, mereciendo más, pero el futbol no es de merecer, es de resultados y condiciones. Chivas jugó con eso y avanzó.

También puedes leer: Dios nos va a hacer ganar a nosotros: Almeyda

Un gran clásico tapatío, que respondió a las expectativas. Nervio, desesperación, entradas viriles, fuertes y Luis Enrique Santander salió bien librado en una noche explosiva, en el estadio Chivas.