Refuerzos que ni de relleno sirvieron en la Liga MX

Mexico, 2017-05-16 14:33:02 | Redacción ESTO

POR JORGE ERNESTO WITKER

Cada  vez que se contrata a un jugador extranjero se piensa que tiene el nivel para marcar diferencias en el futbol mexicano; pocos lo consiguen, algunos no logran brillar, otros apenas gozan de oportunidades, pero hay un grupo de jugadores que, por diversas causas, no logran ni siquiera debutar en la liga mexicana.

Traer a un futbolista foráneo y no ponerle a jugar ni un minuto a lo largo de un torneo no parece ser lo más inteligente, sin embargo, gracias a la regla 10-8, lo que antes era toda una rareza ahora abunda. Tras disputarse la última fecha del Clausura 2017 un impresionante total de 12 jugadores importados cerraron el torneo en blanco, sin haber tenido la ocasión de estrenarse en México.

No hace mucho el caso del colombiano Carlos Lizarazu, que nunca pudo debutar con Cruz Azul, luego de llegar tarde a México y lesionarse después, era considerado todo un escándalo. Algo parecido le sucedió después, pero con los Tigres, al nigeriano Uche, que llegó a jugar un partido en el equipo dentro de la Liga de Campeones de la Concacaf pero nunca estuvo en condiciones físicas de jugar en la Liga MX y acabó marchándose sin estrenarse.

También puedes leer:Osorio presenta lista de 32 convocados rumbo a Confederaciones

Lo mismo sucedió en el Apertura 2016 a dos jugadores, el chileno-brasileño Mauricio Viana, un guardameta que sólo jugó –sin dar buena impresión- en la Copa MX  con Chiapas y el volante argentino Christian Erbes, que llegó a Veracruz con un curriculum que incluía haber jugado para Boca Juniors en Argentina.

Erbes es un caso atípico; disputó sólo 45 minutos en el torneo de Copa Apertura 2016 y pero hace unos días anunció su marcha del puerto tras dos torneos de Liga MX con el Veracruz en los que nunca fue considerado, ni por Carlos Reinoso ni por Juan Antonio Luna. Un año en México y cero minutos en Liga MX. El frío resumen de un tremendo desatino. En Veracruz lejos de aprender la lección esta vez no se quedaron con un extranjero “enlatado” sino con el mismo Erbes y otros cuatro importados: Ojeda, Ibarguen, Leudo y Díaz.

El portero de origen argentino Luis Ojeda tenía dos años en el ascenso MX con Mérida cuando fue incorporado al Veracruz, con el que no pudo, hasta el momento, cumplir el sueño de presentarse en el Máximo Circuito y sólo pudo defender el arco jarocho el 24 de enero pasado en un duelo de la Copa MX ante Celaya.

También para el  volante Carlos Ibarguen, de 26 años, hubo escasos 90 minutos en un partido de Copa MX y otros 90 en un Sub-20. Les fue bien, si se compara lo sucedido con José David Leudo y Luis Ángel Díaz, colombianos que aparecen en los registros de la Liga MX pero de los que no hay nada más que decir.

En Chiapas les sucedió lo mismo que en el puerto; engordaron tanto su plantel que no hubo oportunidades mínimas para todos. Sergio Bueno dejó sin actividad a cinco extranjeros, el guardameta uruguayo Leonardo Buraín, los defensas Guillermo Rodríguez, nacido en Uruguay, Franco Flores, oriundo de Argentina, y Diego Ferreira, de Brasil.

Tampoco jugó un minuto de Liga con los de Tuxtla Gutiérrez el colombiano Wilder Guisao, mediocampista que vino a México por segunda ocasión  luego de haber probado suerte con el Toluca en el Clausura 2016 (13 juegos y 4 goles).

En Puebla, esa misma directiva también sufrió una sobrepoblación de extranjeros y prueba de ello es que tuvo varios que jugaron muy poco, como Osvaldo Centuríon (3 juegos), Carlos Mario Rodríguez (2) o Pablo Cáceres (2).

Pero otros dos ni siquiera eso. Se quedaron con las ganas de al menos decir presente volante charrúa Gonzalo Ramos y el delantero argentino Juan Maré.

En América, incluso pese al festival de lesiones, Ricardo La Volpe no dio ni un minuto en Liga MX al volante de recuperación paraguayo Christian Paredes, que sólo pudo disputar en Copa MX un par de partidos y debió jugar con el Sub-20 en siete ocasiones.

También puedes leer: En liguillas, Toluca presume paternidad sobre Chivas

Otro que también se fogueó en ese circuito, pese a tener ya 24 años, fue el argentino Franco Miguel Faria, incorporado de último momento a los Pumas, aunque sin demasiadas expectativas. Un caso singular es el del buen guardameta uruguayo Carlos Sebastián Sosa, que es propiedad de Pachuca y no pudo jugar ni un minuto con los Tuzos en el Apertura 2015, ya que el nivel de Óscar Pérez no le dio oportunidad.

Luego fue prestado a los Mineros de Zacatecas, en el Ascenso MX y extrañamente volvió a quedarse en blanco al no jugar ni un minuto del Clausura 2016.

Volvió a México para el presente Clausura 2017 luego de que lo prestaran al Morelia, en donde pese al buen nivel de Carlos Felipe Rodríguez, se dio a notar en el torneo de Copa MX primero, siendo responsable en buena medida de llevar al equipo hasta la final, y luego cerrando las dos últimas fechas del torneo como titular, logrando finalmente debutar en el torneo estelar mexicano el pasado 29 de abril enfrentando a los Pumas.

 

Nombre País de origen       Equipo            Torneo 
Carlos Lizarazo Colombia Cruz azul Clausura 2015
Sebastián Sosa Uruguay Pachuca Apertura 2015
IkechukwuUche Nigeria Tigres Apertura 2015
Mauricio Viana Chile Chiapas Apertura 2016
Christian Erbes Argentina Veracruz Apertura 2016 y Clausura 2017
Luis Ojeda Argentina Veracruz Clausura 2017
Carlos Ibarguen Colombia Veracruz Clausura 2017
Luis Ángel Díaz Colombia Veracruz Clausura 2017
José Leudo Colombia Veracruz Clausura 2017
Leonardo Buraín Uruguay Chiapas Clausura 2017
Guillermo Rodríguez Uruguay Chiapas Clausura 2017
Franco Flores Argentina Chiapas Clausura 2017
Diego Ferreira Brasil Chiapas Clausura 2017
Wilder Guisao Colombia Chiapas Clausura 2017
Juan Mare Argentina Puebla Clausura 2017
Gonzalo Ramos Uruguay Puebla Clausura 2017
Christian Paredes Paraguay América Clausura 2017
Franco Faria Argentina Pumas Clausura 2017