Joselito Adame, esperado regreso en Madrid

Mexico, 2017-05-16 21:14:36 | Miguel Angel García

Es cosa de perderle la vista un instante al tiempo para que éste se escabulla increíblemente. Parece que fue ayer cuando Joselito Adame pisó por vez primera Europa, aquel 7 de agosto de 2005, fecha en que hizo su debut como novillero con picadores en la localidad de Millas, Francia. En aquel entonces el segundo hijo de la familia Adame presagiaba ya lo que hoy ha construido, pues esa vez cortó tres orejas tras una actuación rotunda, amén de llevarse una cornada en el muslo derecho al entrar a matar al sexto astado de la tarde. Un poco más atrás Joselito pintó su futuro cuando salió a hombros de la Plaza México, siendo apenas un niño torero, el 28 de abril de 2002.

El tiempo se fue como agua y actualmente, convertido en primera figura del toreo mexicano, Joselito Adame ha sumado 12 tardes (dos como novillero) en la plaza de Las Ventas, la más importante del mundo. Dos docenas de festejos en los que el mexicano ha marcado un ritmo para sus coterráneos que cada temporada se quedan más atrás, convirtiéndose él en la punta de lanza.

Alternado el 7 de septiembre de 2007 en Arles, Francia, con el corte de una y dos orejas respectivamente, para después confirmar en la también localidad francesa de Nímes, el 16 de septiembre de ese mismo año con el corte de cuatro orejas, llegó finalmente su primera cita en la plaza venteña como matador de toros el 25 de mayo de 2011, tarde en que confirmó alternativa. Esa temporada fue anunciado dos tardes en el coso madrileño, producto de su paso en plazas de Europa, ya que también compareció el 26 de junio.

Años antes Adame ya había tenido su primer contacto con el emblemático recinto taurino: el 9 de junio de 2016 se presentó como novillero y repitió el 25 de marzo de 2007; tuvo una salida al tercio en cada una de sus actuaciones. Desde entonces el mexicano se mostró como una amenaza constante para posicionarse en un lugar importante dentro de la baraja española, tiempo después se haría notoria con la negación injustificada de orejas por parte del palco, pues hasta en dos ocasiones, como matador, los jueces le han negado la Puerta Grande.

Luego de sus dos primera intervenciones en Madrid como torero con alternativa, en 2013 tuvo otra destacada participación en la temporada más anhelada por los toreros, ya que se le programó en tres tardes, una de ellas acartelado con otro mexicano, lo que fue un hecho histórico referente al toreo actual. El 4 de junio cortó una oreja de su primer toro y dio vuelta en el segundo; el 7 de junio, alternando con el también mexicano y su paisano Juan Pablo Sánchez, salió al tercio y cortó oreja, mientras que el 5 de octubre, tras haber salido al tercio en su primer toro, tuvo un percance en su segundo astado que le imposibilitó seguir con la lidia.

Las dos orejas de esta temporada inflaron las siguientes temporadas de Joselito en Europa y para 2014 logró una de sus campañas más fructíferas, misma que a poco estuvo de coronar con la ansiada Puerta Grande de Madrid. Ese año Las Ventas lo volvió anunciar tres tardes; el 14 de mayo dio vuelta tras pasaportar a su primer toro, mientras que al segundo le cortó una oreja con fuerte petición de la segunda. La polémica fue grande, ya que el robo del juez fue más que claro y gracias a su torpeza el cerrojo no se puedo abrir. Repitió el 16 y 30 de mayo, teniendo el mismo resultado: al tercio y silencio; silencio y al tercio.

También puedes leer: En liguillas, Toluca presume paternidad sobre Chivas

Para 2015 la empresa en turno ofreció dos contratos a Joselito; el 8 de mayo se fue en blanco, mientras que el 17 cortó una oreja de mucho peso y una vez más el juez le negaba la segunda pese a la petición mayoritaria que tuvo. El asunto estaba evidenciado en el palco: España es para los españoles.

En las 12 tardes que para entonces Adame sumó en Madrid sus méritos estaban más que reconocidos por la afición. No ha sido fácil el paso del hidrocálido en Las Ventas, ya que ha tenido que sortear desde las ganaderías más duras, hasta lo que más garantizan (13 hierros en total) Pero sin chistar, sin decir una sola palabra, Joselito ha despachado con la misma entrega e ilusión, sin mirar a quien lleva a lado, pues de los 18 matadores con quien ha partido plaza solamente destacan como figuras internacionales Sebastián Castella y Miguel Ángel Perera, una prueba más de que la reciprocidad incluso con las figuras del toreo, no existe.

En la temporada 2016, recién apoderado por la empresa Espectáculos Taurinos de México, Joselito realizó un hecho insólito, pues se negó a torear los contratos que le ofrecía la empresa de Las Ventas, ya que no contaban con la categoría que Adame ha ganado allá y en México. Era la primera vez que un mexicano le daba la espalda al coso más importante del mundo por no convenir a sus intereses. De todos modos ese año consiguió en la Iberia una campaña con más de 15 corridas de toros.

Llegó la temporada 2017 y con ella su regreso a Madrid.

La moral de Joselito está más firme que nunca. Vuelve con la etiqueta más sólida de figura del toreo en México, además que concluyó una campaña nacional de lo mejor y recientemente, en lo que fue su participación en la Feria de Sevilla de la Real Maestranza, cortó una oreja. Resultado similar al que tuvo en su debut en esta misma plaza el 16 de abril de 2012.

Con estos argumentos reaparece Adame en la famosísima Feria de San Isidro, en Madrid. Con un sin fin de medallas colgadas al cuello, habiendo ya dejado constancia en esta arena de su concepto, de la variedad que completa su toreo que se enfunda con la raza del férreo mexicano. Adame está de vuelta por sus propios fueros.