Después de 11 años, Chivas regresa a una Final de la Liga MX

Mexico, 2017-05-22 10:12:01 | Redacción ESTO

GOLES 

CRÓNICA

POR TONATIUH G. TRUJILLO

FOTOS: ERIK ESTRELLA

ENVIADOS ESPECIALES

GUADALAJARA.- La “grandeza” se mide en historia, títulos, hambre de triunfo y “perfección” y hoy Chivas demostró ser más grande que Toluca, pues en el papel cometió menos errores que los choriceros, quienes pecaron de timoratos y nerviosos, elementos que los llevaron a ser eliminados.

Luego de empatar 1-1 el estadio Chivas se volvió un manicomio, pues su equipo volvió a una final y con el deseo de obtener un trofeo después de 10 años de sequía.

El “Avión” Calderón fue el autor de gol del Rebaño esto en complicidad de Alfredo Talavera, quien salió en su peor tarde.

El tanto de los mexiquenses fue obra de Fernando Uribe, quien aprovechó un error de la zaga tapatía para emparejar los cartones.

Chivas accedió a la gran final gracias a su mejor posición en la tabla general pues el 2-2 fue ventaja para los locales.

Ahora el Rebaño espera a Tijuana o Tigres para saber si cierra de local o visitante.

¡AVIONAZO!

Chivas sabía que era ahora o nunca, motivo por el cual Matías Almeyda echó toda la carne al asador desde el inicio.

A pesar de que aún no se encuentra al cien por ciento, el “Pelado” utilizó a Rodolfo Pizarro cómo titular, para de esa forma tener mayor profundidad y presencia en el área, pero le funcionó poco, pues el camisa 20 no tuvo el revulsivo con la que le resultó como jugador de cambio.

Desde el silbatazo inicial, el Rebaño se volcó al frente en busca de un gol que le diera mayor tranquilidad y manejo de partido, así que busco por las bandas con Fierro y Calderón, quienes desbordaron para enviar centros en busca de Pulido que lograra empujar una pelota, situación por la cual Talavera comenzó a ponerse nervioso y le dio dos regalitos a los rojiblancos los cuales no supieron aprovechar.

Tras un disparo de Vázquez, Alfredo soltó una pelota que parecía fácil, el rebote le quedó a modo a Pizarro, pero Salinas estaba bien ubicado y alcanzó a enviar a tiro de esquina, el cual culminó con un profundo suspiro de los tapatíos, quienes se relamían los bigotes por hacer estallar el grito de alegría.

También puedes leer: Hernández sabe que tiene que aprovechar su oportunidad

Posteriormente, el cancerbero de la Selección Mexicana volvió a errar para de esa forma darle un profundo susto a Cristante, quien se tapó el rostro al ver cómo la pelota se le escurría de las manos a Tala y le quedaba a modo a Pineda, quien sacó un disparo que se estrelló en el travesaño.

Tal y como reza el dicho… Tanto va el agua al cántaro que por fin Chivas consiguió meter la nariz a la gran final. Falta sobre Pizarro en el costado izquierdo del área, Néstor Calderón levantó la mano en señal de que se llevaría acabó la jugada pre fabricada en la semana, pero sorprendió a todos, pues sacó un disparo directo a primer poste para de esa forma poder sacudir la red de los escarlatas y arrebatar de las miles de gargantas tapatías el grito de ¡gooool!, una anotación que hizo soñar con una final más en el redil.

Este gol hizo que Toluca despertara y se fuera al frente para igualar los cartones, motivo por el que Sambueza quiso ponerse la playera de villano y silenciar a todos aquellos que los insultaron toda la tarde, pero no lo consiguió, ya que la zaga tapatía se comportó a la altura y logró cortar todo embate mexiquense

DIABLURA

Para el complemento, Cristante le dio ingresó a Triverio y a Méndez para tener mayor posesión de pelota en medio campo y presencia en el área, cambios que le brindaron frutos pues a tan solo dos minutos de reanudado el encuentro, Toluca emparejó los cartones en un grave error de la zaga tapatía. Hauche envió la pelota al corazón del área donde Vázquez no pudo cortar y dejó la pelota a modo a Fernando Uribe, quien sin piedad fusiló a Cota, quien se quedó completamente inmóvil al igual que los seguidores tapatíos, quienes lamentaron el fallo del “Gallito”.

Tras la igualdad en los cartones, el encuentro se convirtió en una partida de ajedrez, ya que ambos estrategas comenzaron a mover sus piezas para obtener el resultado que les diera el pase a la final, situación por el cual el encuentro se tornó ríspido, trabado y con muchas faltas, que cortaban el ritmo al encuentro.

También puedes leer: La Selección Mexicana arranca concentración

Conforme los minutos transcurrían, los Diablos Rojos continuaban en busca de marcar y obligar a Chivas a meter dos tantos más, así que una y otra vez, por conducto de Sambueza, Triverio y Uribe los escarlatas intentaron, pero Salcido y Alanís cortaron todo peligro e intentaron jugar al contra golpe, pero por las indicaciones de Almeyda solo retuvieron la pelota y evitar que los choriceros buscarán nuevamente su portería.

El júbilo explotó cuando Santander decretó el final del encuentro. El estadio Chivas se cimbró al observa a Almeyda brincar y festejar su primera final de liga.

ACCIONES DEL PARTIDO