En Chivas todo es miel sobre hojuelas

Mexico, 2017-05-22 20:29:34 | Tonatiuh Guerra

Foto: Erik Estrella

GUADALAJARA.- Chivas está cerca de la doce y del doblete, situación que tiene al Rebaño ilusionado. Las risas y las bromas hablan por si solas, el ambiente en el redil es inmejorable y cómo no habría de serlo pues tras once años de ausencia, Guadalajara vuelve a estar en una final del futbol mexicano.

Durante el trabajo regenerativo se vivió una fiesta tanto en la cancha como en las tribunas, pues cerca del centenar de aficionados que coparon las gradas aplaudieron y cantaron en apoyo de sus ídolos, quienes desde las profundidades de Verde Valle levantaron la mano en señal de agradecimiento.

También puedes leer: Miguel Herrera a un paso de llegar a las Águilas

La oncena titular que utilizó Matías Almeyda trabajó con Guido Bonini, quien los puso a trotar alrededor del campo para aflojar un poco los músculos y evitar una lesión. Luego de que los futbolistas tapatíos corrieron alrededor de cinco minutos con intervalos de velocidad, el preparador físico llevó ligas y pelotas para continuar con su labor. Con estos instrumentos los jugadores realizaron estiramientos y ejercicios de fortaleza.

Para cerrar su día de práctica, el primer equipo asistió al gimnasio o a recibir un masaje relajante.

También puedes leer: Ya hay fecha de inicio para Liga MX, Copa MX y torneo femenil

Por otro lado, el “Pelado” trabajó por separado con los suplentes con quienes se dispuso a tirar a la portería, además de observar detenidamente el trabajo en espacios reducidos con el tradicional “torito”. Al concluir esta labor, la cual fue más completa en el tema de resistencia, fuerza y aeróbico, Almeyda  dispuso un partido inter escuadras para que de esa forma sus jugadores estén en buen ritmo futbolístico para cuando desee utilizarlos.

Algo que llamó la atención de todos es el profundo interés de Matías sobre Eduardo López, en quien confía plenamente. El argentino sostuvo una larga charla con la “Chofis”, explicando de forma insistente lo que desea dentro del campo de juego, los movimientos que debería realizar y así mostrar los dotes futbolísticos que lo llevaron a portar la camiseta “10”, la cual le ha quedado grande al jalisciense.