El “Tuca" tiene en su historial un pasado chiva hermano

Mexico, 2017-05-23 16:20:35 | Javier Juárez

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA.- Antes de tener garras, el “Tuca” Ferretti fue chivahermano, Ricardo pasó cuatro años en el redil rojiblanco antes de cruzarse por primera vez con Tigres en el año 2000. El actual técnico felino obtuvo con Chivas su primer título como estratega. El “Tuca” y su Rebaño lograron el campeonato del Verano 1997. Chivas no tuvo piedad de Toros Neza y les cortó oreja y rabo en la gran final por un marcador escandaloso de 7-1.

 

Con Chivas Ricardo comenzó su historia de éxito. El “Bigotón” llegó al cuadro rojiblanco en 1996 luego de estar cinco años con Pumas. Con el cuadro del Pedregal Ferretti arrancó su etapa como técnico, pero sin ningún éxito.

También puedes leer: Confirmado: Juventus y Porto jugarán en México

 

A pesar de no llevar trofeos a la vitrina universitaria, Chivas confío en él para terminar su ayuno de diez años sin título. Ferretti tardó un poco, pero le dio al cuadro rojiblanco su título número 10 de Liga. El Rebaño con ese logró siguió en ese entonces como el equipo más ganador de México, por encima de las Águilas del América.

 

El chiverío de esa época fue liderado por el “Pulpo” Zúñiga, Claudio Suárez, Camilo Romero, Alberto Coyote, Ramón Ramírez, el “Tiburón” Sánchez, el “Tilón” Chávez, Nacho Vázquez y el “Gusano” Nápoles. Gustavo, en la gran final de ese torneo, se despachó con cuatro anotaciones. Los carismáticos Toros Neza no lograron detener la inercia de las Chivas del “Tuca”.

 

Con el Rebaño, Ricardo inició su exitosa carrera como estratega. Ferretti llegó a otra final con el chiverío en 1998, pero cayó frente a los Rayos del Necaxa.

 

También puedes leer: En Cruz Azul buscan cinco refuerzos para el Apertura 2017

El técnico brasileño estuvo en el redil tapatío hasta el año 2000, luego de eso Tigres le echó el ojo para que fuera su técnico. Su primera etapa con los regiomontanos pasó inadvertida.

 

Tras tres años en Tigres, el “Tuca” emigró a Toluca, luego a Morelia, de nuevo a Tigres, después a Pumas en su segunda etapa y finalmente regresó a Monterrey para tener su tercera y más exitosa fase con Tigres. El destino y el balón ponen a Ricardo en una final frente al equipo con el que saboreó la gloria por primera vez.