Pulido, un tigre del pasado

Mexico, 2017-05-24 08:49:03 | Tonatiuh Guerra

 

Ni el mejor dramaturgo pudo escribir un capitulo tan conmovedor y emocionante como el que está por vivirse en la gran final de este Clausura 2017, en una novela que ha dejado huella en el futbol mexicano. Lágrimas, pleitos legales y hasta un supuesto secuestro han sido los ingredientes principales que le dan sabor a esta tragicomedia que no parece tener final.

El “héroe” de esta fábula es nada más y nada menos que el delantero de Chivas, Alan Pulido, quien con base en esfuerzo, humildad, sacrificio, sudor y sangre tendrá que derrocar nuevamente la hegemonía del “tirano” “Tuca” Ferretti y sus secuaces felinos, para conquistar el cariño de los seguidores rojiblancos; así como la duodécima estrella en la historia de las Chivas y el doblete, tal y como sucedió en su natal Tamaulipas. Alan deberá quitarse los grilletes de los pies para escapar de su pasado y bombardear la meta de Nahuel Guzmán, con tal de sorprender a propios y extraños, quienes victimizan a Chivas en esta serie; así como para demostrarle a los ostentosos felinos que fue desaprovechado durante su estancia en la Sultana, donde comió banca por muchos torneos.

“No (me veo) el héroe, esto es el funcionamiento del plantel. Desde que llegué a este club no me había tocado correr tanto, como lo hago ahora”, explicó el camisa 9 en exclusiva con ESTO. “Como delantero esperas el balón un poco en el área y ahora tengo que defender, y es porque tu compañero se parte el alma para tener un buen resultado, y debo hacer lo mismo, porque somos un conjunto muy unido”, añadió.

También puedes leer: El “Tuca” tiene en su historial un pasado chiva hermano

MIEL SOBRE HOJUELAS

Antes de que se rompiera toda relación con los felinos, el artillero tamaulipeco se erigió héroe e ídolo con los nicolaítas, ya que tuvo como cliente frecuente a Monterrey, rival al que le marcó en diversas ocasiones en el llamado Clásico regio.

Alan logró su primer título de Liga con los felinos en el Apertura 2011, campeonato que acabó con la sequía norteña de 29 años sin ser campeones. En el encuentro de vuelta, Pulido marcó el tercer tanto con el que Tigres goleó a Santos.

En 2014 los Universitarios llegaron a la final de la Copa MX, certamen en el que derrocaron a Alebrijes y donde el camisa 9 fue el máximo goleador del certamen con nueve tantos, situación que lo catapultó a la Selección Mexicana, dirigida por Miguel Herrera para el Mundial de Brasil.

Otro de los títulos que ganó Alan fue con la Sub-20, en 2009 y 2010.

 

EL VILLANO

Esta fábula comenzó el 25 de abril de 2014, cuando el “Hijo Ingrato” decidió no extender su contrato con los felinos, el cual culminaría después de su “participación” en el Mundial de Brasil 2014. Para el 5 de julio, Alan debía reportar con los norteños, pero fue hasta el día siguiente que el delantero se hizo presente en el “Volcán”, argumentando que su contrato había finalizado, motivo que generó el descontento de Ricardo Ferretti, quien le exigió a la dirigencia separar al canterano del primer equipo y contratar a otro artillero, situación por la cual Pulido fue enviado con la Sub-20, donde nunca se presentó a entrenar.

Un mes después, Tigres le negó su pase internacional, motivo por el cual mediante sus redes sociales presentó una queja con la Comisión de Conciliación Resolución de Controversias de la Federación Mexicana de Futbol, la cual el 4 de diciembre dio su fallo a favor de los nicolaítas, pues según los documentos mostrados por la directiva, Pulido Izaguirre tenía contrato vigente con los de la Sultana del Norte.

Ante la respuesta negativa, Alan acudió al TAS, donde el 20 de diciembre presentó una queja en contra de su ex club, alegando que los directivos falsificaron su firma en un contrato, situación que rompió por completo cualquier lazo con Tigres.

Para el 27 de febrero de 2015, el TAS le brindó un pase provisional a Pulido para que continúe con su carrera futbolística, así que logró fichar con el Levadiakos de Grecia.

#CHIVAHERMANO

Durante el Draft, Tigres vendió un porcentaje de la carta de Pulido a Chivas, pero Alan se negó rotundamente a firmar con los jaliscienses y continuó jugando en Europa, pero ahora con el Olympiakos, cuadro donde solamente duró algunos meses, pues el 7 de septiembre el TAS falló a favor de Tigres y aseguraron que el delantero tenía contrato vigente.

Para agosto, la dirigencia de Chivas puso final a los pleitos legales de Pulido Izaguirre, quien se convirtió en su refuerzo “bomba”. El debut de Alan se dio en la jornada 10 del Apertura 2016 frente a Toluca, donde marcó su primera anotación con la playera del Rebaño, equipo al del que está más que enamorado: “Las finales siempre hay que ganarlas y le he tomado un cariño muy importante a este gran grupo y obviamente lo estoy defendiendo a muerte. Si ves, en los encuentros lucho hasta el final para obtener el resultado con el resto de mis compañeros”, compartió.

En la pasada jornada 10 de este Clausura 2017, “Puligol” regresó al “Volcán” después de un par de años de ausencia, donde el público lo recibió con abucheos, por haberse ido por la puerta de atrás. Ahora, Alan volverá al estadio universitario, pero será en una ocasión especial, ya que es en la final un encuentro que el ex mundialista no querrá perder por nada en el mundo y menos ante Tigres, club que le hizo la vida de cuadritos.

“Estamos motivado de obtener un campeonato más y en especial por la Liga, que tiene un significado muy valioso. Nos ilusiona saber que el cierre será acá y hacía mucho tiempo que no se lograba acá una final, entonces hay que estar concentrados. Son 180 minutos y hay que salir a tope por el campeonato”.

También puedes leer: En Cruz Azul buscan cinco refuerzos para el Apertura 2017

SEQUÍA

Para esta gran final, Alan Pulido llega con una pesada losa en su espalda, ya que han transcurrido nueve partidos en los que se va en blanco. El último gol que anotó el tamaulipeco fue ante Puebla, el pasado 8 de abril en la jornada 13. Así que para derrotar a su alma mater y conseguir el título con Chivas tiene la obligación de anotar a como dé lugar. Ante esta larga sequía, Pulido aseguró que los goles que no ha anotado en estos 44 días “Los estoy guardando para la final”. Sí, anhela destaparse justo ahora.