Refuerzan la seguridad en Cannes tras el atentado de Manchester

Mexico, 2017-05-24 10:36:18 | Redacción ESTO

POR ALEXIS GRIVAS

ENVIADO ESPECIAL DE OEM

 

El festival, como ya se sabe por allá en México, despertó la mañana de este martes con la noticia del atentado en la ciudad inglesa de Manchester con un saldo hasta ahora de  22 muertos y más de 60 heridos entre los asistentes, muchos de ellos adolescentes, en un concierto que se desarrollaba en la enorme Manchester Arena, uno de los auditorios más grandes de su género en Europa que puede convocar hasta 24,000 asistentes. Como era de esperarse, las películas con las que inició el día pasaron a segundo término y todos se ocupan de una manera u otra de este trágico hecho al que los franceses están particularmente sensibles: hace apenas meses del atentado en Niza a unos kilómetros de Cannes, además de los repetidos ataques terroristas a París.

La dirección de Cannes emitió un comunicado oficial condenando el hecho, llamando a la solidaridad con los afectados y pidiendo un minuto de silencio la tarde de ayer por parte de todos los asistentes al certamen.

Se espera que las de por sí rígidas medidas de seguridad vigentes en la ciudad de Cannes y especialmente en el festival y que en muchos casos resultan en que las proyecciones empiezan con retrasos de hasta media hora, serán reforzadas algo que seguramente afectará aún más de aquí en adelante el desarrollo del certamen.

Resulta irónico que la primera película en competición el día de ayer, “Hikari/“Hacia la luz”, de la japonesa Naomi Kawase, estrenada temprano en la mañana en la proyección especial para la prensa, es un llamado a la tolerancia y la aceptación de lo diferente a través de la historia de una joven maestra especialista en desarrollar las facultades comunicativas de personas con problemas de visión. Su atracción hacia un fotógrafo casi ciego y su relación con su anciana madre van de par con la realización de un corto destinado al grupo de sus alumnos y en que se concretizan sus anhelos existenciales.

También puedes leer: Decepciona nuevo filme de Michael Haneke en Cannes

Contrario a lo que uno pudiera temer estos varios niveles narrativos y especialmente el procedimiento de una película dentro de una otra, en este caso el corto, se mezclan de manera armónica y convincente a través de la realización de Kawase, quien reconfirma aquí sus dones que en el pasado le han valido ser premiada en este festival donde ha acudido  varias veces ya tanto en competición como en otras secciones (Suzaku 1997, “El espíritu de la montana” 2011, “Agua tranquila” 2014)

En las secciones paralelas, la impresionante presencia del cine italiano este año aquí a través de primeras y segundas películas de nuevos realizadores se hizo de nuevo patente, esta vez a través de “La intrusa”, el poderoso segundo metraje de ficción del conocido documentalista Leonardo di Costanzo donde la excelente Rafaela Giordano, quien viene de la danza-colaboradora nada menos que de la célebre coreógrafa alemana Pina Bausch-interpreta el papel de una maestra voluntaria en un centro escolar de un barrio popular de Napoli, quien se opone al ostracismo de la familia de un mafioso que viene a instalarse en el barrio después de la captura y la condena de su jefe de familia. Este ejemplo de solidaridad estrenado en la Quincena de los Realizadores se completó con otras dos películas italianas de temática similar-religión, delincuencia, mafia, adolescencias difíciles- igualmente estrenadas en  esta sección. Se trata de Corazones limpios, primer largometraje de Roberto de Paolis y A Ciambra de Jonas Carpignano-realizador del excelente Mediterránea ganador del Gran Premio de la Semana de la Crítica aquí en 2015.

Mientras que Fabio Grassadonia y Antonio Piazza regresan con su segundo largo de ficción, “Una historia Siciliana de fantasmas”, a la Semana de la Critica donde ganaron en 2013 el Grand premio de la sección con su primer largo “Salvo”, igualmente ambientado en su natal Sicilia y de temática relacionada con la mafia, Annarita Zambrano presenta en la sección oficial Un Certain Regard su primer largo de ficción “Después de la guerra” ambientado en el terrorismo urbano italiano de los ochentas y sus consecuencias hoy día en la sociedad de aquel país. La acompaña en la misma sección con el drama social “Fortunata”  del actor/realizador Sergio Castellitto. La sólida presencia del cine italiano se  complementa este año en Cannes con la presencia en el jurado internacional del célebre realizador Paolo Sorentino, la estrella Mónica Bellucci en su papel de maestra de ceremonia en los galas de inauguración y de clausura del certamen y del homenaje póstumo al gran maestro Micchelangelo Antonioni a través de la presentación en la sección Cannes Classics de “Blow Up”, Gran Premio de Cannes en 1967, en copia restaurada y digitalizada por Criterion y la Cineteca de Bologna.

También puedes leer:The Meyerowitz Stories”, un divertido filme familiar

Otros homenajes desarrollándose en la misma sección dedicada en este aniversario a películas y cineastas que han marcado con su presencia y sus películas estos 70 años del festival, incluyen aquel al fallecido gran autor iraní Abbas Kiarostami con la presentación de 24 imágenes, su último largometraje concluido poco antes de su fallecimiento en 2016.

Otro gran cineasta igualmente desaparecido el año pasado y al que Cannes rinde homenaje, el maestro polaco Andrzej Wajda. Varios realizadores de renombre, compatriotas suyos viajaron aquí para presenciar el homenaje llevado a cabo a través de la icónica película del realizador de “El hombre de hierro” rodada en 1981. Entre ellos fueron  Roman Polanski, Jerzy Skolimowski, Krzysztof Zanussi, Agniezska Holland  y Malgorzata Szumowska.

Mientras que en la sección dedicada a las series televisivas de calidad  se estrenaron ya los nuevos episodios de “Top of the Lake” de Jane Campion y “Twin Peaks” de David Lynch en presencia de ambos cineastas,  multilaureados y ganadores aquí de sendas Palmas de Oro,  entre los documentales presentes en Cannes destacó” Una inconveniente secuela”, relativo  al deterioro ambiental, dirigida por los estadounidenses Bonni Cohen y Jon Shenk con la intervención en el del ex vicepresidente norteamericano Al Gore, presente en el certamen y quien justamente presentó aquí en 2006 su polémico documental “Verdad inconveniente” sobre este mismo tema y al que hace justamente referencia el título del documental de los Cohen y Shenk. Bienvenido pues este estreno en Cannes, justamente en el momento en que el señor Donald Trump se declara abiertamente opuesto a los acuerdos internacionales igualmente ratificados por los Estados Unidos -último aquel de París-sobre el control ambiental.

El día concluyó con la foto, la gala y la cena oficiales para celebrar el 70 aniversario del festival y donde acudió la crema y la nata de todo el panorama mundial del cine presente aquí, además de haber convocado especialmente para la ocasión, entre ellos por supuesto la célebre “tripleta” mexicana de la que hablábamos justamente aquí mismo el día de ayer (Iñárritu, Cuarón y Del Toro)