Lanzamiento mundial de “Songs of Innocense”

Mexico, 2014-10-14 10:58:22 | Redacción ESTO

Foto: Cortesía

MADRID (EFE).- “Songs of Innocence”, el esperado y nuevo álbum de U2, llegará en formato físico entre ayer y mañana a las tiendas de todo el mundo tras más de un mes en el que Apple ha distribuido en exclusiva el último disco de la banda irlandesa a través de iTunes.

El grupo liderado por Bono y The Edge siempre ha tenido debilidad por la pirotecnia y los anuncios sorpresivos, pero con este último álbum han ido varios pasos más allá, especialmente por su inesperada aparición sobre el escenario de la convención anual de Apple a comienzos de septiembre.

Ahí se supo que Apple distribuiría de manera gratuita el decimotercer disco de U2 a todos los usuarios de iTunes en una impactante operación publicitaria que, según The New York Times, le costó al gigante de la manzana más de 100 millones de dólares.

Quinientos millones de usuarios de iTunes en 119 países recibieron inmediatamente “Songs of Innocence” en su dispositivo, pero también se escucharon las críticas: muchos sintieron como una intromisión que Apple colocara en sus bibliotecas el álbum de U2 sin aviso previo.

Para U2, en cambio, significó cerrar cinco años de sequía creativa tras su última referencia, “No Line On the Horizon”, que tuvo una tibia acogida en 2009.
Durante ese lustro, no escasearon las noticias y movimientos en falso en el entorno de U2. El lanzamiento del álbum fue retrasado en varias ocasiones y aunque publicaron dos nuevas canciones, “Invisible” y “Ordinary love”, ninguna forma parte ahora de “Songs of Innocence”.

Sin embargo, la misteriosa tardanza, según dijo Bono a la revista “Q”, no se debía a la falta de inspiración sino todo lo contrario. El cantante irlandés aseguró en esa publicación que U2 había grabado varios álbumes en los últimos años que finalmente no fueron editados por no ser lo suficientemente buenos.

El single “The Miracle (Of Joey Ramone)” abre un disco del que la crítica ha subrayado que continúa con el rock de estadio de los irlandeses, ahora rematado con detalles electrónicos y experimentales que podrían remitir a la época de “Achtung Baby” (1991) o “Zooropa” (1993).

Para la portada del nuevo álbum, U2 escogió una imagen en blanco y negro del batería Larry Mullen Jr., arrodillado y abrazando a su hijo de 18 años, que según la banda recuerda a algunos de sus primeros discos como “Boy” (1980) o “War” (1983).