El Tricolor regresa a la CDMX para los duelos de eliminatoria

Mexico, 2017-06-02 09:46:26 | Redacción ESTO

Foto: Oswaldo Figueroa

Tras sus partidos amistosos ante Croacia e Irlanda, la Selección Mexicana de Futbol arribó a muy temprana hora de este viernes a la Ciudad México para disputar sus próximos duelos de la eliminatoria (Estados Unidos y Honduras) para Rusia 2018.

Antes de ir a la Copa Confederaciones, México tiene sus dos partidos de eliminatoria en el estadio Azteca que le podrían dar su pase al Mundial, por lo cual algunos seleccionados ya tienen la mente puesta de conseguir dicho objetivo.

“Gracias a Dios estamos bien, estamos ahí arriba y esperemos en estos dos partidos tener la calificación”, aseguró Jonathan dos Santos, quien afirmó que los jugadores ya se han adaptado a la idea del juego de Juan Carlos Osorio. “Cada vez estamos más adaptados a la idea de Osorio. Estuvimos dos semanas trabajando muchísimo y yo creo que se notó en el campo”.

También puedes leer: ¡Ni tan “Burro”! Jorge Hernández, la figura del partido

Por otro lado, algunos jugadores ya están ansiosos por conocer la lista de la Copa Confederaciones.

“Esperemos estar dentro de esta convocatoria, es lo que deseo y poder estar ahí nuevamente”, confesó Jorge Hernández, quien brilló en el encuentro ante Irlanda.

Finalmente, este viernes, la Selección dará a conocer la lista de convocados para los duelos de eliminatoria contra Honduras y Estados Unidos que se disputarán el 8 y 11 de junio.

También puedes leer: México gana y deja buena imagen ante Irlanda

¡EUFORIA!

La llegada de la Selección Nacional a la Ciudad de México, luego de la victoria en encuentro amistoso ante Irlanda, causó euforia entre los aficionados que se dieron cita en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en busca de una fotografía o la rubrica de los ídolos aztecas.

No faltó alguna playera rojiblanca, no del “Rebaño”, más bien de los “Granjeros”, gente que esperaba con ansias a Andrés Guardado y Héctor Moreno, sin embargo, el “Principito” volvió a practicar su regate favorito: el de escapismo, pues protegido por elementos de seguridad salió a toda velocidad hasta una camioneta que ya lo esperaba. Un truco visto cada que Guardado llega a México.

Moreno simplemente no salió.

A través de las puertas de cristal, algunos fanáticos de Guadalajara vieron a  Rodolfo Cota.

“Felicidades campeón”, le gritaron. El cancerbero agradece el gesto sube por las escaleras eléctricas que lo llevarían directo a la libertad… A no dar declaraciones.

Con la salida de cada seleccionado, se desató una carrera a la que los turistas no estaban acostumbrados, la de obtener palabras, así que argentinos y mexicanos que merodeaban de cerca tenían que esquivar a los medios de comunicación y a los fanáticos que una vez más rogaban por una “selfie”.

A algunos no les quedó más que unirse a la euforia del momento, otros más, prefirieron seguir siendo simples espectadores.