El descenso para el 2018, la amenaza de chicos y grandes

Mexico, 2017-06-04 08:43:24 | Redacción ESTO

Siempre que comienza un nuevo año futbolístico se libran dos batallas distintas, en diferentes trincheras, pero igual de importantes, ya que mientras una da la gloria, otra te libra del infierno. Y es que unos equipos pelearán por los primeros planos, con la mira puesta en llevar otro campeonato a sus vitrinas, más la contra está en aquellos clubes que desde julio del presente año iniciarán el camino con destino a mantener la categoría para el 2018.

Sin lugar a dudas, el fantasma del descenso atemoriza por igual a chicos y grandes. No respeta jerarquías, nombres o estirpes. Esta nueva carrera por seguir en la Primera División involucrará a planteles del peso de Cruz Azul, la tradición de Atlas y por supuesto, al llamado “Benjamín”, los Lobos BUAP.

La batalla parece pareja en su inicio. Sin contar al conjunto licántropo por iniciar en cero su puntuación, son 11 puntos de diferencia lo que separa a Veracruz, que es el de menor cociente, de Puebla, que es el que hoy está un poco menos apretado en ese sentido.

En ese tenor, La Franja acumula 85 unidades, Cruz Azul 82, Querétaro 80, Atlas 76 y los Tiburones 74. Márgenes muy reducidos en los que cualquier racha negativa podría tener un precio muy alto para los involucrados.

PUEBLA

Desde hace varias campañas, Puebla se ha convertido en un asiduo involucrado en la quema del descenso. Su inestabilidad no le ha permitido dejar este tema atrás y por quinto año consecutivo, buscará seguir en el máximo circuito, ya que desde el 2012-2013 ha estado con el agua hasta el cuello en ese sentido.

CRUZ AZUL

Evidentemente el club que atrae los reflectores en la porcentual es Cruz Azul, que campaña a campaña se ha involucrado con mayor fuerza en la parte baja de los cocientes, al grado de estar nada más a 8 puntos de Veracruz.

Los seis torneos consecutivos sin entrar a la Liguilla y la medianía de sus resultados han cobrado factura en La Noria, en donde ahora no solamente tendrán que cargar con la pesada losa de los 19 años sin título de Liga, también con el riesgo de tocar fondo con un posible descenso.

QUERÉTARO

El descenso ronda nuevamente por la ciudad de Querétaro. Y es que luego de haber comprado la franquicia de Chiapas en 2013 tras su descenso en aquel año, los malos resultados los volvieron a alcanzar, ya que se le borraron 47 puntos conseguidos entre el Apertura 2014 y Clausura 2015, por lo que nuevamente tienen en su lista de prioridades mantener la plaza en Primera División.

La directiva encabezada por Arturo Villanueva y Joaquín Beltrán piensa desde ya en apuntalar al grupo con miras al regreso a la estabilidad.

ATLAS

Las buenas campañas de la mano de Tomás Boy llevaron a La Academia a dejar atrás la calculadora y la tabla de cocientes. Sin embargo, esas unidades conseguidas hace tres años se han ido y nuevamente comenzará la misión de escalar peldaños para mirar de lejos a la división de plata del balompié mexicano.

El momento es apremiante para los Zorros. Solamente están a dos puntos de Veracruz y la volatilidad del porcentaje de Lobos BUAP podría jugarle en contra, por lo que el margen de error desde ya, es nulo para los dirigidos por el profe Cruz.

VERACRUZ

La marea alta no se aleja del Puerto. Los Tiburones apenas confirmaron su permanencia en el máximo circuito en el cierre de la campaña recién terminada, pero esto fue una alegría efímera, ya que otra vez están metidos por completo en el drama del descenso, al grado de ser el primer grupo por encima del último lugar, que es el club recién ascendido.

Juan Antonio Luna y compañía intentarán sacar del hoyo a Veracruz cuanto antes, para que cuando llegue el torneo decisivo, no se repita la angustia atravesada en el Clausura 2017.

Lobos BUAP

El cuadro de la BUAP es una moneda en el aire. Tendrá su debut en la Primera División con la posibilidad de seguir los pasos de Necaxa, quien en su regreso tuvo una campaña bastante efectiva y que a final de cuentas le bastó para mantenerse pese al segundo semestre tan flojo que exhibió.

Aunque por otra parte, están los antecedentes de Dorados y Leones Negros, que así como llegaron, regresaron al Ascenso MX.

Rafael Puente del Río necesitará armar un equipo    competitivo para que lo volátil de su cociente sea un elemento que le juegue a su favor y se dispare a sitios más seguros que les permitan ver la lucha por el no descenso desde lejos.

Es así como una trepidante lucha por no descender comenzará en el venidero Apertura 2017. Clubes de todo tipo están involucrados en este momento y el fantasma ronda por cada una de estas plazas o incluso, alguna otra que entre a la disputa con el correr de las semanas.

PRIMER AÑO DE LOS ÚLTIMOS ASCENDIDOS

Equipo                         Permanencia

Lobos BUAP               ¿ ?

Necaxa                        Se mantuvo

Dorados                      Descendió

Leones Negros           Descendió

La Piedad                   *

León                            Se mantuvo

Tijuana                        Se mantuvo

Necaxa                        Descendió

Querétaro                    Se mantuvo

Indios                          Se mantuvo

 

  • La franquicia de La Piedad fue vendida en 2013, por lo que a pesar de haber ascendido, no jugó en la Primera División.

 

A DESTACAR

PARA este año, los dos equipos que juegan en la ciudad de Puebla se encuentran metidos por completo en la lucha por no descender. La Franja y Lobos BUAP se encuentran con problemas serios y cualquiera podría perder la categoría.

EL APUNTE

Rafael “Chiquis” García tendrá su primera oportunidad como técnico con la misión de salvar a Puebla del descenso.