Madrid vibró con la celebración de la Duodécima

Mexico, 2017-06-04 22:15:28 | Redacción ESTO

POR ITZEL SANDINO

La Liga y la Champions, suena como el deseo de cualquier futbolista o de cualquier aficionado que ame el fútbol. Esto parecería descabellado y casi imposible, sin embargo el Real Madrid demostró esta temporada que los sueños se pueden cumplir.

El equipo merengue rompió tras 59 años la maldición del doblete Liga-Champions, pero más allá de eso en esta ocasión fue como un final de película de Hollywood. Y es que desde el nuevo formato de Champions League ningún equipo había conseguido coronarse dos veces consecutivas. El Madrid lo ha logrado.

A la afición madridista sólo le bastaron 15 días para regresar a celebrar en la fuente de la Cibeles ya que el que pasado 21 de mayo Cristiano Ronaldo le prometió a los seguidores encontrarse este fin de semana allí mismo.

Tan sólo hace un año el Madrid regresaba de Milán al término de la coronación de la final, pero en esta ocasión sorprendieron a propios y extraños modificando el festejo habitual. Decidieron hacer el recorrido por la capital 24 horas después de la consecución de su duodécima copa europea.

También puedes leer: ¡Llegó la 12! El Real Madrid es bicampeón de Europa

Los festejos arrancaron por la tarde, minutos más tarde pasarían al  Ayuntamiento para encontrarse con las autoridades locales. El equipo merengue siguió su recorrido en el autobús rumbo a las Cibeles para reunirse con los aficionados que esperaban con ilusión la llegada del equipo.

Allí el capitán , Sergio Ramos, adornó a la diosa blanca con la bufanda del equipo, al unísono Marcelo hizo lo propio. Media hora más tarde el equipo partió al que es su casa, el Santiago Bernabéu, en donde miles de aficionados los esperaron con jubilo.

Un escenario imponente resguardado por ocho pantallas en el centro del campo albergaría a la plantilla y al cuerpo técnico para subir y ser homenajeados de uno en uno. 

EFE

Las líneas del campo se iluminaron con luz blanca, mientras que las luces del Bernabéu se apagaron para que este mismo fuera iluminado por la gente con las linternas de sus celulares. Daba la sensación de estar repleto de estrellas, pero los astros más importantes llegarían a las 22:00 horas.

También puedes leer: Real Madrid, una historia ligada a la Champions League

La afición no dejaba de cantar y de alentar a su equipo, los cánticos más recurrentes fueron ‘campeones, campeones olé olé olé, pero también dejaron espacio para acordarse de Gerard Pique, jugador del acérrimo rival del Madrid.

Los jugadores llegaron y el Santiago Bernabéu se desbordó al ver a su equipo, que guarda siempre su energía para festejar los títulos pero que a la hora de expresar el fervor durante los partidos es bastante reservada.

EFE

Los últimos al subir al escenario fueron Marcelo quien salió bailando y con la copa que otorga la liga, acto siguiente el andaluz, Sergio Ramos saldría con la orejona en sus brazos para ser mostrada a toda la afición presente. 

Lo más destacado de la celebración en el Santiago Bernabéu fue el pedido de la gente para que Cristiano consiga su quinto balón de oro. el festejo en el estadio duro poco más de una hora y los jugadores partieron cada uno a festejar en su intimidad.