Hermoso de Mendoza reventó el Coliseo Romano de Nimes

Mexico, 2017-06-05 23:44:18 | Redacción ESTO

Corrida de rejones matinal, plaza de toros Coliseo Romano, que se llenó.

La presencia de Pablo Hermoso de Mendoza en el Coliseo Romano de Nimes volvió a provocar un año más la mejor entrada de la feria rozando el “No hay billetes” ya que apenas quedaron un ciento de entradas de grada alta a la venta. Entradón en una mañana calurosa, dominada por la seguridad policial que la actualidad obliga en cualquier acontecimiento masivo ante la situación que se vive en Europa. Dicha medidas hicieron que el festejo empezase con algo de retraso, cosa poco habitual en Francia, pero ante todo con la comprensión y buena colaboración del buen público galo.

 

ESTUPENDA ACTUACIÓN

Pablo fue el encargado de abrir plaza y tuvo la mala suerte que su primer toro se estrelló contra un burladero quedando muerto casi en el acto. Esto hizo que tuviera que abrir plaza con un sobrero, que pronto dejó ver sus intenciones de poca colaboración De hecho la bronca que le dedicaron al astado en el arrastre fue de órdago.

También puedes leer: Morante y El Juli, en Portugal

Su segundo fue un toro con más movilidad, pero que fue de menos a más, dejando un primer tercio un tanto soso; el toro, que no quería embestir de salida, ahora lo hacía con alegría y buen son y una a una Pablo fue dejando las banderillas, a pesar que el astado venía un poco por delante, y remató con el teléfono justo debajo de la presidencia. Rejonazo perfecto, en todo lo alto y el toro que rodó sin puntilla para que el Coliseo se llenara de pañuelos. Labor de rabo y petición del mismo, y curiosamente los pañuelos presidenciales que antes salieron de dos en dos, en esta ocasión el segundo se demoró haciendo una clara proposición de intenciones de que aquello era de dos orejas.

Toros de Fermín Bohórquez. Pablo Hermoso de Mendoza, palmas y dos orejas; Andy Cartagena, dos orejas y dos orejas; Lea Vicens, oreja y vuelta.

También puedes leer: Pedro Llaguno corta oreja en España