Randall Willars poco a poco escala peldaños en su carrera

Mexico, 2017-06-06 17:37:31 | Guillermo Martínez

El clavadista Randall Willars se encuentra con la madurez suficiente para continuar proyectándose a nivel internacional en los clavados.

Las esperanzas para que brille en las competencias se están cumpliendo con este joven que llegó desde los 9 años a la selección de la entrenadora chica Ma Jin.

Para el bajacaliforniano las medallas importantes han comenzado a llegar y eso lo tiene más que satisfecho, ya que ahora vendrá el Mundial en Budapest, donde desea conquistar un lugar en el podio.

“Es mi primer año en competencias con mayores fuera del país. Los resultados se han dado y afortunadamente se han logrado preseas. Es el resultado del trabajo, del esfuerzo de muchos entrenamientos”.

Para Willars el estar cumpliendo con los objetivos, no lo siente como una responsabilidad.

Checa ESTO: Dennis Te Klose hace mutis a la regla 9/9

“Cuando te gusta lo que haces, es más bien una satisfacción. Sí hay que entregar buenas cuentas, pero para ello hay que seguir las indicaciones y tratar de tener menos errores cuando te avientas de la plataforma”.

Ahora que lo están llamando a competencias con seleccionados mundialista, le anima a buscar responder con éxito cada clavado.

“Es una proyección olímpica que me entusiasma y hace crecer más en el deporte. siento que esto es la consolidación de lo que un día me propuse ante mi familia, ya que sin el apoyo de ellos, ahorita no estuviera aquí. Así que debo echarle más ganas si espero un día llegar a unos Juegos Olímpicos”.

También puedes leer: Mariana Juárez y Jackie Nava desean pelear en agosto

Su deporte se basa en repetir los clavados hasta encontrar la técnica adecuada para vencer a los rivales.

“En lo físico me encuentro bien porque la entrenadora sabe hasta donde debemos cuidar los riesgos que surgen en los clavados. Gracias a eso continúo preparándome, además para no dejar de pertenecer a la selección nacional, de la que no cualquiera entra”.

Así, Randall se ha convertido en una gran estrella que seguirá luciendo en las competencias, gracias a su valor y entrega en los entrenamientos.

“Es la pasión que sentimos el estar aquí. Estamos en un gran grupo. Llegué a los 9 años con Ma Jin, y la verdad que se me ha hecho normal estar enfocado a los objetivos. Para mí este es el mejor equipo que hay, y así lo debemos mostrar tanto en el país como internacionalmente. He crecido bastante con ellos”.