Jaky supera malos augurios

Mexico, 2017-06-08 13:38:38 | José Luis Camarillo

Foto: Jesús Téllez

 

Jacqueline Calvo Ramírez aparenta menos edad, derivado de los lentes que usa y su esbeltísima figura (la noche de sus peleas marca debajo del tope de su división que es la de peso mosca).

En su caso, es más difícil aún pensar a primera vista que en poco tiempo esté colocada entre las mejores prospectos de México.

El sábado anterior, Jaky Calvo -su nombre boxístico- obtuvo su segundo empate seguido -éste en ocho episodios- contra la quintanarroense Yesenia “Niña” Gómez entre el comentario generalizado de que por nueva ocasión merecía el triunfo contra su roquiza oponente.

Concluida la segunda pelea de Jaky contra Yesenia, esta última presentaba un tajo sobre el párpado derecho y otro corte sobre el pómulo izquierdo, el cual tenía muy inflamado, en tanto que la capitalina apenas exhibía un moretón debajo del ojo derecho.

Decidida a olvidar ese episodio, en el que volvió a obtener el reconocimiento del público en la arena Oasis Cancún, Jaky nos dijo que su meta -la persigue desde 2016- es la conquista del cetro mundial juvenil.

 

GANA EN LAS AULAS

La señorita Calvo, quien cumplirá 21 años el próximo lunes, nos visitó en compañía de su padre y entrenador, Jesús Calvo.

Ella es también una inquieta estudiante. Ayer nos platicó que  ya posee la licencia de locutora de radio y asimismo aspira a convertirse en cronista deportiva y en el futuro poder realizar reportajes apoyada en su afición por la fotografía.

Actualmente, esta pugilista que planea bajar a la división minimosca dado su metabolismo privilegiado, cursa la licenciatura en ciencias de la comunicación, en la cual espera graduarse en julio entrante.

“El día de la pelea (la segunda contra “La Niña”) llegué en 50.600 kilogramos”, asentó. El tope de peso mosca es de 50.802.

Foto: Jesús Téllez

SE CONSIDERA INVICTA

Luego de manifestarnos que a partir de su debut profesional -hace tres años-, ha forjado marca de 12-2, un nocaut y los dos empates contra contra Yesenia. Nos explicó que aquellos dos fallos dictados en su contra los considera injustos y lo atribuye a que “yo iba contra peleadoras de la promotora”.

“Mi debut profesional fue contra Naroyuki Koasicha -puntualizó-, ella sumaba nueve combates, la corté, y le dieron una decisión dividida. Mi segunda salida fue contra Lulú Juárez, que llevaba siete peleas e igualmente siento que estuvo muy mal la decisión a su favor”.

Posteriormente, según señaló, se impuso por veredicto unánime en ocho rounds a Jazmín Ortega, la misma que había noqueado a Lulú Juárez y a “La Güerita” Sánchez.

Otros éxitos que Jaky escoge como los mejores de su corta carrera fueron por veredictos unánimes sobre Eloísa Martínez, María Goreti y Edith Flores. Las dos primeras mencionadas disputarán sendos títulos nacionales este viernes.

Buena parte de su éxito actual lo atribuye a la asesoría en acondicionamiento físico por parte del tijuanense Raúl Robles, el mismo que es ha hecho un extraordinario trabajo con Jackie “Princesa Azteca” Nava.

También puedes leer: LeBron James sorprendido por el “poder” de los Warriors

HIPERACTIVA

Su primera visita a un gimnasio de boxeo, en que por cierto subió al ring como sparring apenas a los 15 días de comenzar a golpear los costales del gimnasio, fue a raíz de que su mamá la sacó del karate y el kung fu, porque acostumbraba regresar a su casa y patear a su hermano Jesús júnior.

“Yo era hiperactiva y entonces mi papá me llevó al gimnasio Díaz Mirón que todavía estaba al aire libre. A los 15 días dije que ya quería boxear; me dijeron que no, pero insistí tanto y me subieron para ver qué hacía contra una chica con experiencia; no lo hice mal porque esquivaba sus ataques y le lanzaba los impactos que aprendí contra el costal”.

 

TRIPLE CAMPEONA

DE GUANTES DE ORO

Jaky remarcó que su primer entrenador, Esteban López “El Pingüino”, con apoyo de su papá y de Abraham Rodríguez Quero en sus preparaciones, la llevó a la obtención de tres títulos de los Guantes de Oro de esta capital. Recordó que otra ocasión llegó a la final de ese famoso certamen, pero pocos días antes de la fecha del combate sufrió un ataque de apendicitis y requirió una cirugía que le impidió presentarse, pero quedó subcampeona.

“Esteban López siempre me tuvo fe, contra las críticas de otros entrenadores porque no faltó el que dijera que yo ‘no iba a servir para nada’. Al mes de que comencé a entrenar hice mi primera pelea amateur en Los Galeana y me vi bien. En ese que fue mi primer año de comenzar a aprender a boxear, en 2010, gané mis primeros Guantes de Oro”.

Su hermano Jesús júnior ya creció, y a sus 18 años planea debutar como púgil profesional. Jacqueline Calvo nos indicó que Jesús le ayudó a hacer saprring para su reciente contienda contra “La Niña” Gómez.

Se trata de una familia de deportistas, ya que su mamá entrena boxeo, como hobby y “para mantenerse en forma”.

Antes de despedirse, Jaky nos pidió dar a conocer su agradecimiento al señor Víctor Flores Morales, así como a sus patrocinadores: Llantera Black Stone y Fighter: I Got my own back. “Su respaldo me sirve de mucho porque todos sabemos que los sueldos en el boxeo femenil son muy raquíticos”, acotó.

De la misma forma, envió saludos al auxiliar de entrenamientos apodado “Tin Tan”.