Harrison y Venus serán los rivales de González y Young

Mexico, 2017-06-09 09:33:48 | AFP

Los colombianos Juan Sebastián Cabal y Robert Farah no pudieron clasificarse para la final del torneo de dobles masculinos de Roland Garros, al perder este viernes en semifinales contra el estadounidense Ryan Harrison y el neozelandés Michael Venus por 4-6, 6-3 y 6-4.

Harrison y Venus serán por lo tanto los rivales en el último partido del mexicano Santiago González y el también estadounidense Donald Young, que habían logrado su clasificación el jueves.

Farah sufre su segunda decepción en dos días, después de su derrota el jueves en la final de dobles mixtos, en la que hizo pareja con la alemana Anna-Lena Grönefeld. Sus verdugos allí fueron la canadiense Gabriela Dabrowski y el indio Rohan Bopanna.

Roland Garros se le sigue resistiendo a Cabal, que en 2011 había podido llegar a la final, entonces haciendo pareja con el argentino Eduardo Schwank, pero cayó allí contra el bielorruso Max Mirnyi y el canadiense Daniel Nestor.

Cabal no podrá tampoco encadenar un segundo Grand Slam inscribiendo su nombre en el palmarés, después de haber sido campeón en los dobles mixtos del Abierto de Australia, el pasado mes de enero.

También puedes leer: Santiago González jugará su segunda final de Roland Garros

Con la derrota de este viernes, Colombia se despide su última opción en Roland Garros, donde en los cuadros individuales había quedado fuera en la tercera ronda, con la derrota de Mariana Duque ante la paraguaya Verónica Cepede.

En la semifinal de dobles, Cabal y Farah empezaron muy sólidos, contra dos rivales especialmente potentes con su saque.

La dupla colombiana consiguió quebrar el servicio de sus rivales en el tercer juego, en el único ‘break’ de esa manga, que permitió a los sudamericanos llevársela con un 6-4.

Checa ESTO: Porto contrata los servicios de Sérgio Conceição

Una historia parecida se repitió en el segundo set, aunque a la inversa: fueron Harrison y Ryan los que quebraron el saque del equipo colombiano, para ponerse pronto con un 3-0 a favor. Ninguno de los dos perdió su servicio desde ahí y el set acabó con 6-3, llevando el partido a la manga decisiva.

La igualdad y la emoción se mantuvieron hasta que con 4-4 hubo un nuevo quiebre de Harrison y Ryan, que se pusieron con 5-4 y servicio para ganar el partido. A la tercera bola de partido, el estadounidense y el neozelandés consiguieron su victoria en la pista Suzanne Lenglen del torneo parisino.