¡Guerreros indomables! El campeón de la NBA con bases sólidas

Mexico, 2017-06-14 08:46:31 | Jorge Briones

 

El tiempo se encargará de poner a estos Warriors en su lugar como uno de los equipos más dominantes en la historia de la NBA.

Tras sumar su segundo título en los últimos tres años, incluido un subcampeonato en una temporada donde consiguió la mejor marca de la historia (73-9), Golden State va en ritmo, si las lesiones y la agencia libre se lo permite, de convertirse en la próxima dinastía de la liga.

También puedes leer: Los Warriors no irán a la Casa Blanca

Para obtener su quinto Larry O’Brien, la quinteta californiana empezó a trabajarlo desde la temporada 2014-15, donde quitaron a Steve Kerr de su puesto como analista de televisión y le dieron las riendas de un equipo con mucho talento obtenido desde el draft. Por esa vía llegaron los “Splash Brothers”, Stephen Curry y Klay Thompson, así como Draymond Green. El monstruo de tres cabezas estaba listo para el desafío.

Bob Myers, el gerente general del triple campeón de la Conferencia Oeste, puso las bases de un nuevo modelo en la NBA. Su mejor jugador (Curry) no era el que más cobraba, y pudo atraer a varios agentes libres de gran cartel con menos dinero de lo presupuestado.

 

Foto: AFP

*LAS CINCO CLAVES

 

1.- EL DRAFT

Cualquier franquicia que aspire a la gloria en los deportes estadounidenses, tiene como obligación tener un buen draft. De ahí provienen los mejores talentos disponibles, y de ahí salieron las fortalezas de estos Warriors.

Aunque por una serie de lesiones Stephen Curry tardó en explotar en la NBA, el proveniente de los Wildcats del Davidson College fue seleccionado por Golden State en el 2009. Dos años después llegó Klay Thomspon y al siguiente Draymond Green.

El tiempo le dio la razón a un equipo que se sumergía en la parte baja de la División del Pacífico en el Oeste y con la llegada de estas nuevas figuras empezaron a codearse en la élite de la liga.

2.- CUERPO TÉCNICO

Cuando varios equipos se peleaban por Steve Kerr en el verano del 2014, los “Guerreros” fueron los ganadores. Ganaron en identidad, en un hombre que ganó cinco anillos de campeón como jugador con los Chicago Bulls de Michael Jordan, y que iba a implantar un estilo de juego único en la NBA. Con tintes de los Suns de Mike D’Antoni y la ofensiva triangular de Phil Jackson, aunado a las posesiones cortas, iban a marcar al equipo más dominante de la época.

Tal ha sido el impacto de Golden State, que los Lakers le robaron a su auxiliar (Luke Walton) la campaña anterior para su banquillo. Y en esta, Mike Brown, quien cubrió la baja de Kerr cuado estuvo lesionado, será muy probablemente el siguiente en partir.

 

3.- AGENCIA LIBRE

Bob Myers se está convirtiendo en un mago. Con poco saca mucho. Al que era su mejor jugador (Curry) lo tiene feliz con el cuarto mejor sueldo de la plantilla, y termina recolectando piezas claves con montos muy bajos.

Cierto que en el verano se fueron Harrison Barnes y Andrew Bogut, pero llegaron Zaza Pachulia, Matt Barnes, David West, JaVale McGee y su carta maestra: Kevin Durant. Además sigues drafteando bien, este año fue Patrick McCaw.

 

4.- KEVIN DURANT

De todos los agentes libres disponibles, seducieron al mejor.

Kevin Durant es el mejor anotador de la NBA, sumándolo a la ofensiva número uno. El tres veces campeón anotador de la liga firmó un contrato por dos años a cambio de 54.3 millones de dólares. El 04 de julio del 2016 les puso medio título en sus manos, el resto es historia.

5.- SED DE REVANCHA

La derrota catastrófica del año pasado ante los Cavaliers, pegó hondo en el orgullo de Golden State. No pudieron cerrar el año perfecto, se atoraron ante LeBron James y compañía después de ir arriba 3-1 la serie final, y como constantemente lo repitió Green: “Queremos nuestra revancha, esa derrota está en nuestra cabeza desde aquél día”. Así lo vivieron cada uno de los integrantes de los Warriors, que un año después se pudieron cobrar su venganza.