El Madrid de Ayón se vuelve a tropezar ante el Valencia

El Valencia Basket se rehizo  de la mano de Fernando San Emeterio de un mal inicio de encuentro y tras unos brillantes últimos veinticinco minutos de partido sumó su segunda victoria consecutiva (81-64) ante el Real Madrid en la final de la Liga que le pone en disposición de ganar el viernes, de nuevo en la Fonteta, su primer título de la ACB.

El conjunto valenciano acabó arrollando al conjunto madridista, que tras ver desaparecer su ventaja inicial se quedó parado, para acabar absolutamente bloqueado en los últimos quince minutos, incapaz de encontrar otro camino para intentar remontar que los tiros de tres puntos.

El Valencia arrancó pasado de revoluciones. Sus prisas por anotar le precipitaron y dieron la iniciativa en el marcador al Real Madrid sin que tampoco el equipo de Pablo Laso estuviera especialmente brillante en el inicio. De hecho, donde mejor estuvo el conjunto visitante fue protegiendo su aro pues consiguió colapsar por completo el ataque local (7-16, m.10).

También puedes leer: ¡Guerreros indomables! El campeón de la NBA con bases sólidas

Un tiempo muerto de Pedro Martínez y la entrada de Pierre Oriola y Will Thomas recondujo algo el juego valenciano pero no lo suficiente para discutirle el mando del choque al Real Madrid, cuyo marcador alimentó casi en exclusiva un atrevido Luka Doncic, que tiro de repertorio y de personalidad para liderar a los suyos (19-28, m. 16).

San Emeterio mantuvo a flote al Valencia en sus peores momentos y su tenacidad tuvo premio. Dos triples del santanderino reflotaron la confianza de los suyos y, con la Fonteta encendida, los locales lograron darle la vuelta al choque y llegar al descanso con una mínima pero inesperada y valiosa ventaja (36-35, m.20). Y eso que volvió a aparecer Doncic.

El trabajo de Ayón en el rebote ofensivo evitó la debacle madridista pero Pablo Laso no consiguió arrancar a su equipo. Ni la entrada de Doncic ni la de Carroll le dio al conjunto visitante una referencia anotadora estable porque la defensa valenciana se convirtió en una tela de araña indescifrable para ellos.

Un triple de Vives nada más empezar el último cuarto puso contra las cuerdas al Real Madrid con once puntos abajo. El conjunto madrileño se empeñó en recortar desde los 6’75 pero su falta de puntería y el buen control del rebote defensivo del Valencia mantuvo el choque en los mismos términos o incluso mejores para los locales (67-53, m.34).

También puedes leer: Los Warriors no irán a la Casa Blanca

Cuando peor estaba su equipo, apareció, como siempre, Llull, pero lo hizo sin el acierto de otras veces. Y aunque sumó fue incapaz de frenar el vendaval ‘taronja’, que encontró en Luke Sikma y en Romain Sato a sus nuevos héroes (77-59, m.37).


La fiesta estalló en la Fonteta y ya no paró hasta que acabó el encuentro, con la grada puesta en pie gritando ‘Sí se puede’.

Managers de NBA proponen jugar directo los playoffs

la liga sigue trabajando en un plan para retomar la temporada a finales de julio

NBA Media Ventures, demandada por no pagar renta

La emblemática tienda en la quinta avenida tiene una deuda superior al millón de dólares

Ceremonia de Salón de la Fama de NBA pospuesta para 2021

Se asegura que no piensan en juntar a la clase 2020 con la 2021, por lo que habría dos ceremonias

LeBron, indignado por la muerte de afroamericano detenido con violencia

Steve Kerr y DeMarcus Lawrence también se manifestaron

NOTICIAS
<