Sochi, una ciudad olímpica

Mexico, 2017-06-19 21:07:13 | Luis García Olivo / Enviado

Foto: Luis García

 

Una vez aterrizados a esta ciudad, el ambiente olímpico se une junto al de la Copa Confederaciones. Calles y avenidas se entrelazan, cual aros olímpicos, a los logos de la FIFA y la próxima Copa del Mundo de 2018.

La mascota oficial, el lobo Zabivaka, aparece en cada punto de la ciudad que regala ese toque campirano y provincial. Alejada de los fastuosos edificios, Sochi regala esas peculiares casitas de campo que aparecen en los grandes oleos de los artistas.

El clima es más frío en comparación a Kazán, el viento pega y las precipitaciones pluviales no son nada pasajeras.

La gente rusa de Sochi está más acostumbrada al turismo debido a la fuerte derrama económica, cultural y de turismo que dejaron los Juegos Olímpicos Invernales, por lo que son más cálidos con los visitantes en esta Copa Confederaciones.

Son atletas, pues presumen a lo lejos sus grandes instalaciones deportivas que son vecinos del magnífico Mar Negro. Entre la noche, el juego de luces decora cada uno de los edificios donde se premió a los mejores dentro de los Juegos Invernales.

El ocaso deja ver  el estadio Olímpico Fischt, el Palacio de Hielo, el Palacio de Patinaje, la Arena Adler y el Centro Curlin, así como también ese pebetero que ardió en la plena fría Rusia.

Las imágenes enamoran por sí solas, la noche en Sochi es luminosa en busca de que México encienda aún más en esta Copa y llegue a las semifinales prometidas.

DESDE MI TRINCHERA

Como en todas partes del mundo sucede, los taxistas en Rusia son verdaderamente abusados.

No importa si lo tomas en la capital, Moscú, Kazán o Sochi, te cobrarán una cantidad exagerada aunque transites poca distancia y en corto tiempo.

Es cierto que el transporte público es una maravilla en este país, pero el servicio de los taxistas es enfadoso, pues te cobran al “tanteo” y otros que llevan su taxímetro, pero éste está alterado para cobrar cifras exageradas.

Y no se diga el servicio de los de que se encuentran en los aeropuertos, esos te dicen “quítate que ahí te voy”. Recorridos de apenas 6 kilómetros que se recorren en diez minutos,  te cobran 1000 rublos, algo cercano a los 500 pesos mexicanos.

Todos y sin excepción son abusivos y más cuando saben que no entiendes ni una palabra en ruso, se aprovechan del extranjero, del turismo y eso el Comité local y hasta la FIFA lo analizará, ya que en vez de ganar, podrían tener puntos negativos de cara al próximo año.

También puedes leer: Vienen rotaciones para un Tricolor más “fresco”

ESTO ESTÁ EN RUSO

невеста: Novia

Жена: Esposa

Ребенок: Niño

Ресторан: Restaurante

Аптека: Farmacia