FIBA levanta el castigo a la Selección de Brasil

Mexico, 2017-06-22 10:36:02 | EFE

La Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) levantó la suspensión impuesta desde noviembre pasado a la Federación Brasileña de Baloncesto (CBB) por lo que sus selecciones podrán volver a competir en torneos internacionales, confirmó hoy la entidad sudamericana.

“Los amantes del baloncesto brasileño recibimos la noticia más esperada y la primera gran meta alcanzada por el equipo de transparencia: la FIBA anunció el fin de la suspensión aplicada debido a las fallas administrativas de la gestión anterior”, manifestó en un comunicado el presidente de la CBB, Guy Peixoto Jr.

El organismo internacional suspendió el pasado 14 de noviembre a la CBB por el “incumplimiento de sus obligaciones como federación nacional de acuerdo con los estatutos generales de la FIBA”, que denunció una “falta de control total” y exigió su “reestructuración”.

Durante ese periodo de tiempo, la federación brasileña contrató una auditoría externa, empresas para la captación de nuevos patrocinadores y socios e invitó a representantes de la FIBA a acompañar todas las acciones emprendidas, según la nota.

También puedes leer: El tope salarial en la NBA será de 99 millones para la temporada

“Seguiremos trabajando para elevar el baloncesto nacional, contando con el imprescindible apoyo de las federaciones estatales, que son determinantes para el desarrollo del modelo”, añadió Peixoto Jr, elegido para el cargo en marzo pasado.

El presidente de la CBB también anunció el compromiso de realizar los torneos regionales y un plan para las competiciones juveniles que será implementado a lo largo de este segundo semestre.

Ese fue precisamente otros de los motivos por los que la FIBA suspendió a la federación brasileña, además de denunciar la “intervención de terceros” en la selección nacional y en la “financiación de las actividades de los equipos nacionales”.

De acuerdo con Peixoto Jr, el próximo paso de la CBB será recuperar toda la financiación público-privada, paralizada desde la suspensión por parte de la FIBA, con objeto de “reconquistar el lugar de derecho del baloncesto brasileño”.

Levantada la sanción, las selecciones brasileñas de baloncesto, tanto femenina como masculina, así como los diferentes clubes, podrán volver a disputar torneos internacionales.