Lupita González dedica el Mundial a sus seres queridos

Mexico, 2017-06-22 19:43:11 | Héctor Reyes

POR HÉCTOR REYES

FOTOS: MOISÉS ROSAS

La subcampeona olímpica de caminata Lupita González, una vez cumplido con todos los requisitos que marcó la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo, dedica su primera participación mundialista al doctor José Antonio Ávila y su papá Enrique González.

El fallecimiento del doctor Ávila, su médico de cabecera fue inesperada, lo extraña y no asimila todavía su ausencia. A su regreso de la Copa Panamericana de Perú, el doctor Ávila fue a una revisión médica y ya no salió del hospital.

También puedes leer: Rayados viaja a Playa del Carmen para comenzar pretemporada

“Ya no lo dejan salir y de ahí viene todo el proceso de luchar por su vida y nosotros estuvimos al pendiente de él. Mi entrenador fue una de las personas que pudo donar plaquetas, porque ya estaba muy débil, fue muy difícil conseguir los donantes, porque no todos cumplían con los requisitos, pero tratamos de hacer todo lo que pudimos, todo lo que estaba en nuestras manos”.

La enfermedad del doctor que trabajo también con la clavadista Paola Espinosa, en la mejor etapa de su carrera deportiva, estaba muy avanzada, pero “fue muy duro, fue muy fuerte, a parte aguantó muchísimo. No me daba cuenta de que estuviera tan mal, él siempre cuidándome, siempre pendiente de que me hidratara, de que comiera bien, de todo lo que me dolía, todavía dos días antes de que falleciera me dio últimas instrucciones para la rodilla, para todo”.

Lupita continúa el relato de la dolorosa separación de una persona que entregó lo mejor de sí, en la parte que le correspondió: “La verdad, lo extraño mucho, no lo acepto tanto. Sé que no soy quién para cuestionar a Dios, pero, era muy humano”, expresó con dolor la marchista que va por la revancha en Londres.

También puedes leer: Raúl Jiménez descarta jugar en China o en la MLS

“Sí, es un hueco muy grande, ni modo… La vida sigue y yo en especial le voy a dedicar, él quería estar en Londres conmigo, y voy a dedicar esta competencia a mi doctor, porque justamente yo compito el 12 de agosto y cumple dos meses de habernos dejado y le brindaré una competencia buena y a mi papá que al día siguiente cumpleaños”. Además de representar a México, con orgullo.

Sobre su participación en el Campeonato Nacional el pasado fin de semana, señaló que cumplió con los requisitos que marcó la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo, ya que cuatro marchistas cumplían con la marca mínima de selección y ahora continuar la preparación más fuerte para aspirar a algo en el Mundial.

Los médicos no han encontrado la causa del dolor de rodilla, le han hecho diversos estudios, pero la molestia persiste, aunque si le permite continuar con su preparación. El competir en Monterrey, reconoció, fue un volado.