México buscará romper una maldición ante Rusia

Mexico, 2017-06-23 19:07:54 | Redacción ESTO

POR MARCO POLO ZÚÑIGA

La Selección Mexicana tiene una gran oportunidad de romper una maldición en Rusia y sellar su boleto a las semifinales de la Copa Confederaciones 2017. Los antecedentes son pocos pero desafortunados para el Tricolor cuando visita a la Selección de Rusia, de hecho ha fracasado en tres intentos para vencerlo en su país, por lo que históricamente ha sido un adversario que le ha tomado la medida e incluso le ha impuesto una jetatura.

Fue en 1970 cuando México organizó su primera Copa del Mundo y llegó a Cuartos de Final en la misma, en aquella justa terminó como segundo lugar del Grupo A, justo a la sombra de la Unión Soviética, que no sólo le robó un punto a los verdes en la inauguración, sino que le arrebató el primer sitio del sector; un doloroso golpe que a la postre costó la eliminación a costa de Italia con un fatídico 4-1 en el Nemesio Díez dentro de los Cuartos de Final.

Esta es una nueva misión para Juan Carlos Osorio, quien está deseoso de obtener otro éxito con su equipo y de paso silenciar a sus detractores, en una inmejorable oportunidad contra el actual anfitrión de la justa internacional y que podría condenarlo a la eliminación con una victoria. México requiere de una victoria para dejar en el camino a los locales o incluso un empate y esperar a que Portugal no pierda frente a Nueva Zelanda.

También puedes leer: Rusia y México preparan la pólvora en busca de goles

En la Arena Kazán será su quinto duelo en la historia y con un boleto en disputa para la siguiente fase del certamen. Tuvieron que pasar 25 años para poder testificar otro choque entre rusos y mexicanos, el precedente más cercano data de 1992, cuando se impuso Rusia de 2-0 al cuadro mexicano, que era dirigido por César Luis Menotti, en partido amistoso.

Los tres enfrentamientos anteriores fueron episodios de pesadilla para el Tricolor, toda vez que cayó por el mismo marcador en 1967 y sucumbió por cartones de 3-0 en 1984, aunque tampoco fueron de carácter oficial.

A pesar de la escasa rivalidad entre estas dos selecciones, Stanislav Cherchesov, estratega de la Selección de Rusia, vivirá una sensación especial al medirse al Tricolor y es que en su etapa como futbolista disputó un Mundial Sub 20 en tierras mexicanas, mientras que en 1992, cuando era arquero de su selección logró vencer 2-0 al cuadro verde, por lo que desea extender su bonanza a costa de México.

Los números de la Selección Mexicana frente a equipos anfitriones en Copa Confederaciones no son nada alentadores, ya que registra tres derrotas en el mismo número de cotejos. En la edición 2001 perdió ante Corea del Sur por 2-1, cuatro años después cayó 3-4 ante Alemania en el duelo por el tercer lugar y ante Brasil en 2013 sucumbió 2-0 en la fase de grupos.

El combinado mexicano deberá apelar a su mejor versión futbolística para victimar por primera vez a Rusia en su casa y de paso sacudirse esa malaria histórica, que no puede repetirse y menos en una competencia de la talla de la Confederaciones, la antesala del Mundial 2018.