Caídos en la cancha; cuando la muerte silenció al futbol

Mexico, 2017-06-27 10:37:01 | Redacción ESTO

Foto: ABC de Sevilla

 

POR OCTAVIO F. HUITRÓN

En los últimos años, el futbol se ha visto azotado por un número importante de jugadores que han perdido la vida dentro del terreno de juego.

Incuso sin ningún motivo aparente, algunos de ellos se desplomaron sobre el césped, causando consternación entre sus compañeros de profesión y aficionados.

Antes, la muerte súbita en el futbol sólo comprendía un método de desempate, pero pronto este término cambió con crueldad, evidenciando que el mundo futbolístico ni siquiera estaba preparado para atender emergencias de esta magnitud.

Era difícil de creer que un deportista de alto rendimiento, sometido a constantes exámenes médicos, podría sufrir una enfermedad crónica. Parecía más una película de ciencia y ficción, en la que un virus letal se propagaba lentamente de cancha en cancha.

También puedes leer: México será una selección muy complicada: Ter Stegen

Pero la realidad siempre supera la ficción. Y desde entonces se han tomado una serie de medidas para tratar de contrarrestar un mal que, de momento, puede llegar a ser indetectable, como lo explicó el doctor Mario Mercader, presidente de la Asociación del Distrito Federal de Medicina del Deporte A.C.

“La mayoría de las veces se trata de un mal congénito, sobre todo en jóvenes menores de 35 años de edad. En gente mayor a esta edad, influyen otro tipo de trastornos, como la  alimentación. Se trata de una enfermedad que puede pasar desapercibida durante mucho tiempo, sin ningún tipo de síntomas, hasta que aparece bruscamente, causando lo que conocemos como una muerte súbita”, señaló en una entrevista concedida al periódico ESTO.

Sobre las medidas que han tomado para evitar esta enfermedad, el Doctor Mario Mercader señaló la importancia de la interacción con el área de Medicina Preventiva en el Deporte.

“Cardiología ha establecido parámetros de estudio muy serios, principalmente en Europa. Y aunque es difícil detectarla con anticipación, mientras más estudios médicos se realicen, son mayores las posibilidades de prevenir consecuencias como la muerte. Para ello se realizan electrocardiogramas en reposo, ecocardiograma, ultrasonidos cardiacos y pruebas de esfuerzo. Lamentablemente, a veces la gente prefiere ahorrar dinero en lugar de cuidar su salud. He detectado a cuatro o cinco personas a las que se les tuvo que suspender la actividad física y canalizar con un cardiólogo para que determinara su situación”.

Incluso, el también secretario de la Federación Mexicana de Medicina del Deporte señaló la importancia de dar seguimiento a goles que en primera instancia pudiesen parecer inofensivos.

“Un golpe directo al pecho puede causar un paro cardiaco. Hay casos muy severos. Lo mismo pasa en la cabeza. En Estados Unidos, por ejemplo, se buscó evitar que menores de 14 años de edad remataran de cabeza”, refirió.

También puedes leer: En Alemania, no ven a México como un rival fácil

De momento, el partido contra la muerte súbita muestra una clara desventaja para el futbolista, pero en acuerdo con el Doctor Mario Mercader, recurrir a la Medicina Preventiva del Deporte puede evitar que esta enfermedad congénita cobre más vidas.

Un tema de vital importancia, que se retomará con mayor profundidad, con el apoyo del Doctor Mario Mercader.