El “Brillante” celebra 42 años de su debut en La México

Mexico, 2017-06-29 23:06:17 | Redacción ESTO

POR MARYSOL FRAGOSO

Junio finaliza con un recuerdo de nostalgia y de alegría para el matador Alfredo Gómez El “Brillante”, toda vez que cumplió 42 años de haberse presentado como novillero en la Plaza México. Aconteció el 29 de junio de 1975, tal como lo atestigua la imagen del cartel que se publicó en el Diario ESTO, aquella tarde también debutó en la capital del país, David Silveti (qepd) y en que se despidió como novillero Carlos Serrano El “Voluntario” ante un encierro de Jesús Cabrera, mismo que este jueves, el diestro publicó en su perfil de facebook.

Aquella tarde, Alfredo Gómez, que tenía 16 años de edad, cortó dos orejas, y si bien era la primera vez que como novillero toreó en la Monumental capitalina y triunfó; años antes lo había hecho también al torear como niño torero, vestido de luces en un festival que organizó el 30 de abril de 1969, la esposa del Presidente de México, Gustavo Díaz Ordaz, la señora Guadalupe Borja. Se trató de un evento para impulsar a la Institución Mexicana de Asistencia a la Niñez (IMAN), hoy Sistema Integral para el Desarrollo Integral de la Familia (SIDIF). En ese momento, Alfredo tenía once años de edad, por lo que es uno de los niños toreros que cortó dos orejas en el máximo coso del país, a más tierna edad.

El debut del entonces “Brillantito” como novillero en la zona metropolitana, fue en la plaza La Florecita, dos años antes de que se presentara en La México, cuando el capitalino tenía 15 años, durante la primera novillada que organizó en ese escenario la Peña Don Dificultades. Cortó una oreja a un ejemplar de Santoyo en un festejo en el que alternó con Curro Plaza, Fernando Manuel y José Luis Sánchez. Recibió la alternativa en Pachuca en 1979, de manos de Manolo Martínez ante el testimonio de Cruz Flores. Le cortó una oreja a un toro de Pepe Garfias.

El diestro de Mixcoac recuerda que: “Después de una buena campaña como novillero en La México, en 1976 fui a hacer una campaña a Venezuela. Y, luego, hubo un año que se no dieron novilladas en la Plaza México. En 1978, toreé una novillada en La México con El “Pana” y El “Algabeño” ante novillos de La Laguna. Después me ofrecieron tomar la alternativa en Monterrey pero no se concretó y la tomé hasta 1979”, recordó.

En días pasados volvió sus manos, el primer terno de luces que vistió en su vida. Este, recuerda, lo vistió para una obra de teatro en el kinder y fue confeccionado por la abuelita de doña Irma Morales, La “Guera de la Capilla”, de la Plaza México. Lo tenía uno de sus tíos que vive en Los Angeles, California. Uno de sus primos, Jorge Velázquez se lo entregó al hijo mayor de Alfredo.

Al respecto, el torero escribió en sus redes sociales: “He recuperado mi primer traje de luces, gracias a mi primo Jorge Velázquez , quien vive en Los Angeles, California. Gracias Jorge Armando.Te mando un fuerte abrazo!!!! Con este traje de torear me vestí por primera vez de luces, fue para una obra de teatro en el kínder ¡Sin saber que el destino me llevaría a ser matador de toros!, publicó.

La última ocasión en que El Brillante se presentó en la Plaza México fue en 1990, lidió al toro Malquerido de la ganadería San Marcos. Hace tres años fundó la Escuela Mexicana del Toreo. De entre sus alumnos, destacan actualmente como los más avanzados: dos chicos de 12 años, uno de 15; otros dos de 7 años y el más joven, un chiquillo de cinco años.