Para abrir boca en Pamplona, triunfo de seis orejas

Mexico, 2017-07-06 23:23:39 | Redacción ESTO

PAMPLONA, España (EFE). Este jueves, como cada 6 de julio miles de personas vestidas de blanco y ondeando sus pañuelos rojos celebraron el lanzamiento del chupinazo (cohete) desde el ayuntamiento de Pamplona, al norte de España, que marca el comienzo de Los Sanfermines, la fiesta más internacional de España. Al grito de “Viva San Fermín”, en la plaza del Ayuntamiento comenzaron nueve días de fiesta, que terminarán el 14 de julio con el canto del “Pobre de Mí”, en los que los encierros -carreras de personas de todas las nacionalidades ante los toros bravos- serán la imagen más difundida por el mundo.

Durante la primera corrida de la feria de San Fermín se llevó a cabo una rotunda actuación del caballista Pablo Armendáriz ya que desorejó a sus dos oponentes. Cortó cuatro orejas y conquistó la salida a hombros junto a Leonardo Hernández, que cortó oreja y oreja a su respectivo lote, mientras que Pablo Hermoso se fue de vacío por fallos con el rejón de muerte.

Roberto Armendáriz habría sufrido hace unos meses un accidente de tráfico que puso en duda su futuro a caballo por lo que lo suyo era aferrarse a la corrida que torearía Pamplona. Y lo hizo como clavo ardiendo. El tercero del encierro fue de San Pelayo, un animal que derrotó en todos los burladeros hasta fijarse en la montura del rejoneador. No le fue fácil encelar al toro. Con El Capea, el nombre uno de sus caballos, logró encontrarle la distancia. En el mismo centro del ruedo dejó un gran quiebro para llegar con facilidad al tendido y calentar de nuevo la faena. A más fue el trasteo, dejando tres cortas que terminaron de convencer a los suyos para matar a la primera y pasear el doble premio tras un estupendo rejonazo.

Su tarde soñada se remató en el último, de la misma ganadería, al que el caballero clavó un rejón de castigo. Diamante fue el siguiente caballo que usó el navarro, para gustarse frente al animal, ritmo del pasodoble Feria del Toro. Le aguantó las tarascadas para colocarle con brío las banderillas, así como las cortas y dejo un rejonazo que lo tiró sin puntilla para obtener otras dos orejas.

Leonardo Hernández toreó sin probaturas a un extraordinario toro, que mantuvo en todo momento el tranco alegre y a más, sin frenarse en su viaje y aguantándole compases enteros. Terminó de pinchazo y estocada entera que fue efectiva. Dobló pronto y Hernández cortó una oreja. Repitió la historia en el quinto. Pablo Hermoso realizó faenas completas, las dos con gran calado en el tendido y efecto de riesgo, en especial tras la tradicional suerte del teléfono, sin embargo, la emborronó al entrar a matar y perdió los trofeos. El resultado completo fue: Corrida de rejones de la Feria de San Fermín. Lleno. Toros de El Capea y San Pelayo, correctos de presencia y manejables en términos generales. Pablo Hermoso de Mendoza (palmas en su lote), Leonardo Hernández (oreja y oreja tras aviso) y Roberto Armendáriz: (dos orejas y dos orejas).

PARA ESTE VIERNES

Por la mañana de este día (hora española) darán inicio los encierros por las calles para que sean corridos por miles de personas. Esos toros de la dehesa Cebada Gago por la tarde los lidiarán Juan Bautista, Javier Jiménez y Román.