Oreja para Ureña y Garrido en Pamplona

Mexico, 2017-07-09 22:42:18 | EFE

La presentación de la ganadería El Puerto de San Lorenzo en Pamplona no fue nada sencilla, ante un cartel pleno de justicia para toreros que se lo habían ganado en el ruedo: Curro Díaz, Paco Ureña y José Garrido. El encierro generó peligro sordo que no se sintió en el tendido, pero que estuvo muy presente siempre. Sólo el encastado segundo, del que Ureña arrancó una oreja en faena de nervio, y el noble sexto, con el que José Garrido cortó otro apéndice, salvaron la tarde pues el resto de los astados estuvieron a la defensiva, midiendo, manseando, sin casta y trocando siempre arreones por embestidas.

El más joven de la combinación, Garrido firmó con el sexto los mejores, y prácticamente únicos, capotazos de la tarde. Buenos lances por delantales en el saludo, mejores aún las posteriores verónicas en el quite. La media, abelmontada, superior.

José no se lo pensó dos veces y echó la moneda al aire para arrojarse de rodillas en un comienzo de faena trepidante. Importante por la transmisión del toro, sacó del letargo al tendido. Supo administrar recursos  efectistas como molinetes y desplantes. Terminó metido entre los pitones y ligó varios circulares invertidos en un palmo de terreno. Despachó en el segundo intento y cortó una oreja de ley.

El otro apéndice lo obtuvo Paco Ureña ante la casta del segundo, hondo y con cuajo que tuvo mucha movilidad durante toda su lidia. Ureña le tomó bien la distancia para torearlo en redondo. Después, redujo las distancias y siguió repitiendo el toro, con casta. Vinieron los muletazos de mano baja. Se volcó sobre el morrillo y hundió la tizona entera.

También puedes leer: Limpio el tercer encierro de Pamplona

HERIDO GRAVE

 

El subalterno Pablo Saugar “Pirri” fue cogido por el primer toro de la tarde, cuando trataba de banderillear. El parte médico firmado por el doctor Ángel M. Hidalgo, cirujano jefe de la plaza de toros de Pamplona, generado tras más de dos horas de intervención, indicó: “La herida por asta de toro, produjo disección de uretra y evisceración intestinal, rotura completa de pared abdominal y múltiples perforaciones intestinales. Presenta múltiples heridas que perforaron en labio. Pronóstico grave”, finalizó. El balance total fue: Lleno. Seis toros de Puerto de San Lorenzo, complicados. Curro Díaz (ovación y silencio), Paco Ureña (oreja y silencio) y José Garrido (silencio y oreja).