Los trofeos se roban las miradas en Los Ángeles

Mexico, 2017-07-15 08:35:14 | Miguel Ángel Mujica

LOS ÁNGELES.- Es difícil no fijarse en su belleza. No por nada solamente pocos pueden tocarlos, levantarlos y besarlos.

Ellos son los trofeos que la Liga MX guarda para uno solo.

No importa que seas el campeón de hace seis meses o tan solo unos días. En el campo debes ganarlos para poder decirte el mejor del torneo.

El primero, que se disputa este sábado con ocho nominaciones, es el Balón de Oro.Su esférica estética reluce y solamente se compara a la caprichosa pelota que semana a semana emociona a todos.

Chapada a la antigua, con los gajos que enamoraron a todo mundo y que hicieron que el futbol fuera el deporte más hermoso del mundo. De oro y con el nombre de a quién representa, el balón áureo solamente será entregado a lo mejor de lo mejor.

El perfecto portero; el líder de la defensa; el contención que romper todo; el creador de juego; el goleador; la promesa; el mejor técnico y claro, el gol más espectacular.

También puedes leer: De oro puro! La Liga MX premia a lo mejor del año futbolístico

Son pocos los que pueden presumirlos, y hoy habrá ocho más que podrán decirse los top.

Es en este tenor donde el trofeo de Campeón de Campeones resalta. Lo individual queda de lado para darle paso a lo grupal. Por los magníficos seis meses pasados, podría pensarse que Chivas sería el magnífico ganador, pero no, los Tigres se ganaron su lugar por vencer al América en la final del Apertura 2016.

Con una forma más estética que el galardón que se le entrega al campeón cada seis meses, la finura en su figura la hace inigualable y deseada por todos los equipos.

Lista para ser disputada, esperará en medio del campo a aquel que la quiera más. Con un valor parecido, la SuperCopa MX roba miradas por sus áureas curvas. El mejor de cada torneo copero se la lleva, en este caso no será así. Por el doblete del Rebaño, su archirival tendrá la oportunidad de pelear por ella. En duelo de plumas, América y Querétaro -campeón del Apertura- buscarán hacerse de ella para sus vitrinas.

Ellas son las copas, las que todas quieren, pero pocos pueden presumir.