Para Green, es un elogio ser el corazón de los Warriors

Mexico, 2017-07-16 21:55:30 | EFE

 

Premiado como el mejor defensor de la pasada temporada, el jugador de los Warriors de Golden State Draymond Green aseguró que es un “gran elogio” que se le considere el corazón del vigente campeón de la NBA.

Jugador fundamental en la rotación del conjunto liderado por Kevin Durant y Stephen Curry, el ala-pívot de Michigan acudió a un acto comercial celebrado en el NBA Café de Barcelona, donde ha repasado su evolución como jugador, su rol en los Warriors y el futuro con vistas a la próxima campaña.

Sobre su actual equipo, Green señaló que “la química” entre los jugadores de la plantilla es una de las claves que les permitió no solo ser desequilibrantes en ataque, sino también sólidos en defensa.

“Estar conectado en ambas partes de la cancha es importante. Trabajamos muy duro tanto en defensa como ofensivamente, moviéndonos. La química es la mejor manera para poder cumplir en las dos partes del campo“, respondió Green.

Tras la consecución del anillo de campeón de la NBA ante los Cavaliers de Cleveland, muchos han sido los movimientos, especialmente en las franquicias del Oeste, para contrarrestar la jerarquía del conjunto de Oakland.

También puedes leer: Chris Paul fue presentado con los Rockets

Según Green, es algo normal que sus competidores busquen mejorar sus plantillas, aunque ha dicho no preocuparle mucho, ya que el objetivo de su equipo debe ser “pensar en nosotros mismos”.

Precisamente los Warriors se han reforzado este año con la elección de Jordan Bell, número 38 del ‘draft’ que para algunos tiene unas características similares a las de Draymond.

“Creo que Jordan (Bell) será un gran jugador que puede dominar los partidos, y eso es especial. Ya lo hemos visto en la liga de verano. Intentaré enseñarle algunas de las cosas que yo sé”, apuntó Green, quien añaadió que “es un honor” que su compañero diga que quiere parecerse a él.

A sus 27 años, Green se ha convertido en una pieza clave del mejor equipo de baloncesto de los Estado Unidos, algo que, según reconoció, se lo debe, en parte, al técnico Steve Kerr, quien le dio la oportunidad “de crecer como líder”.

Preguntado por si algún día se ve alcanzando el nivel salarial de su compañero de equipo, el jugador prefiere no pensar en ello: “Todavía tengo tres años más de contrato. Solo tengo que estar pendiente de lo que puedo controlar que es jugar, prepararme para los partidos y para la temporada. Tres años es mucho tiempo”.