Maricruz González y Diego Silveti, felices para siempre

Mexico, 2017-07-18 23:16:32 | Miguel Angel García

 

IMÁGENES EXCLUSIVAS

 

“Mira, vamos plantearlo de esta manera: para mí, tu eres la número uno, y ni siquiera hay número dos”.

Charles Bukowski

 

No hay fecha que no se cumpla ni plazo que no llegue. Sobre todo cuando el amor toca a nuestra puerta. La boda taurina que marcará 2017 será sin duda la de el matador Diego Silveti y Maricruz González, hermoso desenlace que atestiguaron alrededor de 500 invitados teniendo como escenario la hermosísima plaza de toros de Provincia Juriquilla.

Familiares y amigos, así como miembros de la familia taurina, acompañaron a la feliz pareja en uno de los días más importantes de su vida y que marca el inicio de una historia romántica repleta de pinceladas que han dado forma a un futuro sólido en la búsqueda para consolidar un seno familiar.

El amor, el toro, la vida, o al revés. O de la mejor forma que le queramos dar a la connotación. El uno no vive sin el otro cuando se es torero. Cuando se es torero el alma respira más de verdad, más profundo. Más se ama, por que torero que no es apasionado, no es torero. Por que la pasión vive más a flor de piel en quien se juega la piel sin importar el físico. Por que el físico pasa a ser segundo termino y el alma al primero. Por que cuando se es torero se ama con el alma y no hay amor más puro de quien pone en las manos de su amada su corazón, no su físico.

Cinco años de noviazgo, cuatro palabras -“te quieres casar conmigo”- una respuesta: “Sí”. Quizá la respuesta más esperada, el “Sí” mejor pronunciado.

La poesía corta más hermosa.

El “¡ole!” más rotundo.

El “Sí” para toda la vida.

Amor para la distinguida pareja en la gran ceremonia, comenzando así: su mamá, la señora Laura del Bosque Vda. de Silveti… y su padre David, quien con toda seguridad asomado estaba desde las alturas. Su abuelita paterna, doña Doreen Barry de Silveti. También su tío, Alejandro Silveti y su esposa Verónica Puente de Silveti, junto con sus hijas María Alejandra, Macarena y sus tres nietos: Jaime, Julián y José Juan. Así como su yerno, Jaime Hirscchfel. Tampoco faltó una pareja tan querida pro la familia Silveti, como son José María Garzón y Natalia de Garzón. Pero hubo muchos más valiosos invitados para la pareja de lujo.

Los padrinos de arras fueron el matador Alejandro Silveti y su esposa Verónica Puente de Silveti. Los Padrinos de lazo han sido el torero y cantante Emmanuel y su esposa Mercedes Alemán de Acha.

Y claro, la lista de toreros fue nutrida, encabezada por el matador Fermín Espinosa (padre), Eulalio López “Zotoluco”, Giovani Alio, Ignacio Garibay, Octavio García, Fermín Espinosa (hijo), Jorge Hernández Gárate, Alfredo Gutiérrez, los “Calesa”, por citar solo algunos.

Gran fiesta, por que el amor debe celebrarse en grande.

Por que el matrimonio es la piedra angular de la vida en pareja.

Aquel compromiso que el amor unió el pasado 23 de diciembre, fructificó en un feliz desenlace. Y como dice la sagrada escritura: Lo que Dios unió, que no lo separe el hombre.

 

 

“Si te digo que te necesito…te miento.

Pero si te digo que no te necesito… también te miento.

A ver si me explico, no eres mi aire, no te necesito para respirar,

pero sin ti… no siento que respiro”.

Jaime Sabines.

 

 

“De nadie ser´, solo de ti.

Hasta que mis huesos se vuelvan cenizas,

y mi corazón deje de latir”.

Pablo Neruda.

 

 

“Es una relación perfecta,

nadie lleva los pantalones pues siempre

han de estar en el suelo”.

Friedrich Nietzsche.