"El Zapata", un veterano con ímpetu

Mexico, 2014-10-21 10:05:34 | Redacción ESTO

Foto: Archivo

POR HORACIO SOTO CASTRO

URIEL Moreno “El Zapata” es de los matadores veteranos de la baraja taurina nacional con 18 años de haberse doctorado, pero a pesar del sitio que tiene, la experiencia que posee, tiene los ímpetus juveniles que muchos desean.

Tomó la alternativa el 11 de mayo de 1996 en Puebla con Eloy Cavazos de padrino y Miguel Espinosa “Armillita” de testigo, con el toro Heraldino, de Reyes Huerta. Ese cartel dice mucho de la capacidad del tlaxcalteca, pues estuvo al lado de dos figuras del toreo.

Confirmó en la Plaza México el 26 de diciembre de 1999, con Rafael Ortega e Ignacio Uceda Leal, con el toro Tuzo, de Huichapan.

Hasta la fecha prácticamente es indispensable en los carteles de las temporadas y ha sumado algo así como 10 corridas con un saldo a su favor de varias orejas con tres salidas a hombros por la Puerta del encierro: el 16 de enero del 2011 cortó las dos orejas al toro Chistorro de Rancho Seco; también le cortó dos orejas al toro Anestesista y dos más a Guantero de Marco Garfias. En el 2013 cortó una oreja al Cazador de Sueños, un toro de Julián Hamdan. En la pasada temporada no tuvo surte con los toros de Valparaíso.

“El Zapata” manifestó estar muy contento con sus actuaciones en la Plaza México; aunque también ha tenido tropiezos, los triunfos son más y de gran trascendencia. En el toro Escritor de El Junco, al que le cortó una oreja, dio a conocer “El Par Monumental”.

Además, ahí floreció su inventiva y con ese famoso quite combinado con el pase del Imposible.

“Son muchos los recuerdos agradables -señaló Uriel- que me vienen a la mente en mis actuaciones en la Plaza México. Sobre todo que el público se ha identificado plenamente con mi tauromaquia y yo le respondo tratando de hacer lo mejor posible y en cada actuación buscando la superación”.

Uriel está programado para torear el 14 de diciembre con Federico Pizarro y David Fandila “El Fandi”, con ganado de José María Arturo Huerta.

“Desde que me vi anunciado en la temporada se acrecentaron mis ilusiones -dijo “El Zapata”- y mis deseos de triunfar, por lo que he intensificado mis entrenamientos tanto de capa como de muleta y en especial la suerte de matar para afianzar el triunfo. Mis ilusiones son tantas o más que cuando tomé y confirmé la alternativa. El estar en la Plaza México siempre busca uno la superación. Ese escenario me ha dado grandes satisfacciones y el reconocimiento del público. Además, se me han abierto las puertas de otras plazas. Las tardes aciagas han sido menos y se olvidan buscando la superación y lograrla”.

Foto:  Archivo

Este año debutó en España en sustitución de Rubén Pinar, quien se enfermó a última hora, poco antes de la corrida. Fue una presentación al vapor, pero con bastante éxito. Ahora, tratará de confirmar su alternativa en Madrid el año entrante.

Pero mientras llega la hora, Uriel Moreno “El Zapata” viajará a Perú para torear el 23 en Viranco con Cristóbal Pardo para darle la alternativa a Juan Vela “Serranito” con toros de Juan Bernardo Caicedo.

Ese honor también le llena de orgullo, pues será la tercera alternativa que conceda como matador. Las anteriores fueron a Christian Ortega y a “El Rifao”, además de que le confirmó en la México a Guillermo González “Chilolo”.

Regresará para torear el 8 de noviembre en la feria de Tlaxcala.