Erick Gutiérrez acepta que la eliminación fue un duro golpe

Mexico, 2017-07-24 18:14:02 | Javier Juárez

 

Los más jóvenes fueron los más afectados por quedar eliminados del torneo áureo. Erick Gutiérrez no ocultó su dolor: “Estamos muy tristes por lo que pasó, esperábamos avanzar, nos llevamos un golpe muy duro. Estoy triste”, dijo el volante hidalguense.

El capitán de los Tuzos insistió en su dolor, ellos querían buscar el título: “Esto es muy doloroso, la verdad nos pega fuerte, teníamos mucha ilusión de levantar el trofeo”, indicó  Erick.

Guti notó mal a todos sus compañeros: “Somos muchos jugadores jóvenes, queríamos demostrar que podemos, recibimos un golpe muy duro, todos estamos tristes, pero tenemos muchas cosas por delante”, expresó.

Sobre la función que le tocó desempeñar en el campo (lateral izquierdo), el elegante seleccionado nacional habló: “Me tocó jugar en esa posición, no tengo problema, siempre estoy dispuesto a hacer bien las cosas en el lugar que sea, estoy triste por lo que pasó”; recalcó.

El trago amargo pasará: “Tenemos que pensar en lo que viene, ver qué hicimos mal, aprender de todo esto”, pidió.

Gutiérrez no decae, él sabe que las puertas del Tricolor están abiertas, Erick espera hacerse de un lugar en las eliminatorias: “Tenemos que aprender de todo lo que se hizo, bien y mal, somos un grupo joven, tenemos que trabajar, nos esperan más cosas, esto no acaba, sigue”, cerró.

También puedes leer: México queda eliminado y consuma el fracaso

Veía la final

México dio dos pasos antes de sostenerse primero, el cuadro mexicano ya vislumbraba la final frente a Estados Unidos. Toparse al país de las barras y las estrellas era lo que todos tenían en mente, sin embargo antes estaba Jamaica. Orbelín Pineda habló de lo acontecido en el Rose Bowl: “Fue lamentable lo que pasó, estamos conscientes de todo, teníamos la oportunidad de llegar a la final y no lo hicimos”, dijo el volante del Rebaño.

El “Maguito” admitió el deseo que tenía de encontrarse al cuadro local en la pelea por el título: “Veíamos la final, jugar frente a Estados Unidos, fue lamentable no pasar, no se pudo”, insistió Orbelín.

Pineda se fue cabizbajo, pero con la ilusión de tener más oportunidades con el Tricolor: “Voy a seguir trabajando, esforzarme al doble para llenarle el ojo al profesor, él toma las decisiones”, indicó.

El antes jugador de Gallos Blancos espera haber dejado su huella en estas semanas: “Traté de dar lo mejor de mí, aportar mi granito de arena, mostrar mi habilidad, espero que haya arropado a mis compañeros”, expresó

Orbelín también está del lado de Juan Carlos Osorio: “Tiene mi apoyo”, cerró el volante rojiblanco.