María del Rosario Espinoza, la grandeza hecha mujer

Mexico, 2017-07-25 08:53:44 | Miguel Angel García

Foto: Jorge Barrera

Parecería que en el diccionario personal de la atleta más ganadora en la historia del deporte mexicano la palabra límite no existe, pero es la propia María del Rosario Espinoza la encargada de precisar lo que, considera, ha sido el clímax de su carrera. “Mi tope fue ganar los Juegos Olímpicos”. La atleta hace un firme llamado para poner fin a la corrupción en México y asegura que al momento del retiro le gustaría seguir impulsando la práctica de su deporte, de su pasión: el taekwondo.

Su máximo logro fue en 2008, en los Juegos Olímpicos de Beijing, pero todavía se emociona al recordarlo. Después vinieron el bronce de Londres 2012 y la plata en Río 2016. Éxito tras éxito, conquista tras conquista.
Hoy, a taekwondoína Maria del Rosario Espinoza está en receso luego de cumplir cabalmente en el pasado Mundial de la especialidad en Muju y aprovecha para visitar nuestras instalaciones del ESTO, donde es sometida a una auténtica metralla de preguntas que ella responde sin dudar, siempre con una enorme sonrisa que es reflejo del bienestar interior que experimenta.

ATLETA E HIJA

-Los límites no se crearon para ti, María. ¿Hacia dónde van tus pasos?

“Mi tope fue ganar los Juegos Olímpicos –medalla de oro Beijing 2008–lo cual llegó apenas en mi primera intervención olímpica, y desde entonces me dije: no quiero retirarme con esta medalla solamente. Dejar huella en el deporte mexicano fue mi meta y así lo fui consiguiendo en cada ciclo deportivo; es como he ido acumulando títulos. Pero si me preguntas si alguna vez lo pensé cuando era niña, no. Todo esto es el resultado de la dedicación y esfuerzo que he realizado por muchos años”.

Para cumplir con cada ciclo planeado casi a la perfección, María asegura que más vale caminar que correr: “Cada año estudié mis etapas. Era importante saber qué competencias tenía para ir trabajando cada una, para ir con todo”.

Aquellos tiempos en La Brecha, Sinaloa, donde nació María el 29 de noviembre de 1987, la vida de pequeña era tan tranquila como lo sigue siendo ahora para la campeona. Jamás se imaginó que sería una gran deportista de alto rendimiento y menos que algún día sería un referente de México y del éxito en el deporte.

“No estaba eso en mi vida, pero siento que el destino me fue encaminando al taekwondo y aproveché cada momento, pues la vida es de momentos; cuando tuve que esforzarme más, simplemente lo hice”.

¿Has asimilado el impacto social, cultural y deportivo que tu carrera ha significado para México?

“Hasta el momento no lo sé, pues vivo mi momento como deportista que entrena y compite, lo cual hago por mí, por mi país y por mi familia. El resto de las cosas se dan de forma natural, lo cual afortunadamente se da gracias a mis resultados”.

-¿Cómo se combina la atleta destacada con la María ordinaria? ¿Cómo vivir lejos de tu casa cuando eres muy arraigada a la familia?

“Llevo más tiempo fuera que los años vividos con mi familia. Sin duda, cuando inicié en el deporte de lleno el cambio fue muy difícil, porque era una niña de 15 años y no estaba creciendo con mis papás ni con mis hermanos y tampoco tenía cerca de los amigos de la infancia, por el contrario, comencé el camino con personas desconocidas, pero eso me hizo crecer y ser más fuerte para asimilar situaciones. Cuando visito mi casa me gusta hacerlo poco antes de una competencia para a tomar amor de mi familia y una vez transcurrido el compromiso deportivo me gusta hacer el papel de hermana, hija y tía. Trato de hacer cosas cotidianas como comprar el mandado con mi mamá. Lo mismo pasa en la universidad, trato de ser una persona común. Soy una persona común”.

SIEMPRE LA MEJOR

-Se te ve orgullosa de representar al Ejército Mexicano, María…

“Hace cinco año causé alta en el Ejército, en los Juegos Olímpicos de Londres; ahí descubrí que representar a México es muy importante, pero adquiere otro matiz cuando eres la imagen de SEDENA como deportista de alto rendimiento. Esto me enorgullece mucho, ya que su apoyo es muy valioso y portar el uniforme es muy bonito, me hace sentir un soldado”.

-¿Cómo se observa el taekwondo mundial desde la perspectiva de una campeona que ha puesto a México como potencia?

“Me costó mucho trabajo el adaptarme a lo que es el nuevo taekwondo, y aunque he conseguido remontar estas circunstancias, muchos de mis compañeros también han tenido muchos resultados excelentes en un nivel mundial. Todo esto ha ayudado en cómo nos apoyamos e impulsamos desde los entrenamientos. Esta parte ha aportado mucho para mantener nuestro nivel”.

-¿Cómo mantienes ese nivel desde Beijing?¿Cuál es el tu secreto?

“No ha sido nada fácil, sobre todo venir de un taekwondo convencional en 2008 y luego cambiar a un peto electrónico, era muy poco lo que el juez decidía. Eso para mi fue complicado, pues me tocó perder muchas veces, pero así aprendí. Y la clave fue trabajar más y es algo que jamás me ha faltado, la energía para continuar. Siempre que estoy en mi área trato de ser la mejor”.

APOYO AL DEPORTE

-¿A estas alturas de tu vida y después de tantos años exigida por el alto rendimiento, has pensado que harás tras tu retiro?

“Lo he planeado más o menos. Tengo proyectos de poner escuelas de taekwondo y seguir dentro del Ejército, pues he aprendido muchas cosas de la milicia. Una vez que termine mi carrera como deportista no me gustaría dejarlo, ya que me ha dado mucho a mí y a mi familia. También tengo el plan de acabar los estudios universitarios, son metas a corto y mediano plazo”.

-¿Pondrás escuelas en La Brecha?   

“Me gustaría apoyar al deporte de Sinaloa y de la Ciudad de México. El que más mexicanos sobresalgan y nos den satisfacciones en Juegos Olímpicos, siempre será importante. Buscaré apoyar, no sé de qué manera, empezando desde Sinaloa”.

-¿Y has pensado en ser entrenadora y compartir tus experiencias?

“Me gustaría poner escuelas de taekwondo actual, con otra estructura. Ser entrenadora no estoy segura… Mi pasión es entrenar y competir, pero no se sí sea lo mismo a la hora de ser couch”.

COLOFÓN

-Después de tantos golpes, ¿cómo queda una taekwondoína al retiro?

“El alto rendimiento es muy desgastante. Afortunadamente me ha ido de maravilla en cuestión de lesiones, sólo tengo una fractura en la mano izquierda y una lesión crónica en la espalda, que no es grave. Al final son muchos años en esto, pero he tratado de cuidarme”.

-¿La disciplina del taekwondo la aplicas en tu vida diaria?

“Me relajo un poco más, pero siempre he sido muy exigente conmigo y autocrítica; cuando sé que fallé me paso semanas buscando el porqué. En las cosas personales también soy así. El taekwondo me ha aportado mucho y me ha enseñado a vivir”.

-¿La dirigencia del deporte mexicano ha entrado alguna vez en tus planes?

-“Eso no está en mi mento. Al menos no por ahora. Voy paso a paso, con proyectos pequeños. La realidad es que he estado metida mucho tiempo en el deporte. Por ahora lo que más disfruto es competir y estando fuera de los tatamis, a mi familia”, concluye la multimedallista mexicana, para iniciar entonces un recorrido de reconocimiento por las instalaciones de la Organización Editorial Mexicana.

Es María. Es la más grande.

FRASE

“Me gustaría apoyar al deporte de Sinaloa y de la Ciudad de México. El que más mexicanos sobresalgan y nos den satisfacciones en Juegos Olímpicos, siempre será importante”.

SEDENA

María causó alta en el Ejercito Mexicano hace cinco años, en los Juegos Olímpicos de Londres; actualmente tiene el rango de Sargento Primeo de Educación Física y Deportes.

DE REBOTE

-Lo que más le molesta: “Que las cosas no se hagan con franqueza y de una manera justa”.

-Significado de México: “Amor y pasión”.

-Tres deseos: “Que se termine la corrupción… por ahora solamente tengo ese deseo”.

-Si pudieras reencarnar en una animal, ¿cual seria’: “Un caballo, porque es fuerte y poderoso. O un elefante, por grande, noble e inteligente”.

-El descubrimiento más grande de tu vida: “Hacer deporte”.

FICHA

Nacimiento: La Brecha, Sinaloa; 29 de noviembre de 1987

Altura 1.73 metros.

Disciplina: Taekwondo.

 

PALMARÉS

JUEGOS OLÍMPICOS

Año 2008: JJOO  Beijing,  China, Medalla de Oro, categoría +67 kg.

Año 2012: JJOO  Londres, Inglaterra, Medalla de Bronce, categoría +67 kg.

Año 2016: JJOO  Río de Janeiro, Brasil, Medalla de Plata, categoría +67 kg.

 

CAMPEONATO MUNDIAL 

Año 2007:Pekín, China,  Medalla de Oro, categoría –72 kg.

Año 2017: Muju, Corea, Medalla de Bronce, categoría –73 kg.

 

JUEGOS PANAMERICANOS 

Año 2007: Río de Janeiro, Medalla de Oro, categoría +67 kg.

Año 2015: Toronto, Canadá, Medalla de Plata, categoría +67 kg.

 

JUEGOS CENTROAMERICANOS Y DEL CARIBE 

Año 2006:  Cartagena, Colombia, Medalla de Bronce, categoría -67 kg.

Año 2010:  Mayagüez, Puerto Rico, Medalla de Oro, categoría –73 kg

Año 2014: Veracruz, México, Medalla de Oro, categoría –73 kg.

 

GRAND PRIX

Año 2014:  Querétaro, México,  Medalla de Plata, categoría +67 kg.

Año 2015: Ciudad de México,  Medalla de Plata, categoría +67 kg.