Óscar, el “Conejo” Pérez, amigo del tiempo

Mexico, 2017-07-27 08:58:29 | Redacción ESTO

POR OMAR PÉREZ DÍAZ/ SOL DE HIDALGO

FOTOS ÉRIK ESTRELLA/ ENVIADO ESPECIAL

 Óscar Pérez y el dios Cronos se hablan de tú.

Esa sabia virtud de conocer el tiempo la tiene el “Conejo”, quien va implantando una marca en el futbol mexicano que ya tiene tintes de insuperable.

726 partidos oficiales en Primera División.

Ningún otro jugador ostenta semejante cifra.

“Como decía Chespirito, las cosas se me han ido dando sin querer queriendo”, responde con sencillez el arquero de Pachuca ante la grandeza de su trayectoria.

Con esa misma naturalidad relata:

“Siempre se dieron críticas o preguntas sobre cuándo me retiraría, sobre cuánto tiempo más seguiría en las canchas pero eso nunca me afectó; por el contrario, me animó a demostrar que todavía puedo. Me dediqué a entrenar, a dar lo mejor y las cosas se han ido dando solitas…”

Ya se ve muy lejos aquel 21 de agosto de 1993 cuando debutó bajo los tres postes de Cruz Azul.

Desde entonces y hasta la fecha, ESTO ha sido testigo de sus hazañas.

Hoy, nuevamente nos sentamos en un mano a mano para contemplar su obra.

NO ERA SU OBJETIVO

Con el Diario de los Deportistas, “Conejo” se abre de capa.

“Me siento feliz de lo que estoy viviendo y lo que me está pasando. Siempre quise dejar huella en el futbol tratando de ser un buen profesional y ser un ejemplo; fuera de eso, todo se ha ido dando por consecuencia”.

Alejado de las falsas poses, se sincera:

“Hace cinco años no me hubiera enfocado en esa marca de encuentros, sabía que lo tenía Oswaldo (Sánchez) y por mi edad pensé que no lo alcanzaría. Nunca me inquietó ni fue mi objetivo, simplemente se fue dando”.

Foto: Érik Estrella

ORGULLOSO DE SU LOGRO

Aún más meritorio: con 44 años cumplidos, luce en plenitud.

“Me siento bien y me lo han dicho. Me siento con las facultades para seguir jugando, con esa fuerza para competir. Espero terminar este campeonato de la mejor manera y me encantaría que fuera con otro logro, ¿cuál? no sé pero voy día a día”.

Con esa filosofía, los anales de la historia se siguen abriendo de par en par para el guardameta de los Tuzos.

“Hoy en día hablar de 726 partidos parece una marca para siempre. A veces uno no dimensiona lo que está pasando pero en este momento me siento orgulloso de poder trascender de esa manera y dejar esos números ahí. Ignoro si en un futuro alguien la rebase o no pero yo trataré de ponerla un poco más alta”, advierte.

También puedes leer: América intensifica su búsqueda; Nandez y Uribe, las opciones

SIN SACRIFICARSE

Voltear la vista atrás es observar tres Copas del Mundo, dos títulos de Liga, tres internacionales y un sinfín de anécdotas…

– ¿Cuál es el precio de ser una leyenda del futbol?

Pérez niega sacrificios.

“Tal vez solo podría decir que dejé mucho tiempo a la familia porque tuve concentración de dos meses o más con la Selección pero igual gracias a ellos estoy aquí y ahora, con las comunicaciones, esa sensación se va aligerando. Son unas por otras”, comenta.

LE QUEDA CUERDA

Amigo del tiempo, ya decíamos, Óscar Pérez aún no le ve fin al camino…

“La verdad no sé hasta dónde me alcance la cuerda”, dice en tono de confesión.

“Quiero terminar bien este certamen, tratar de llegar a un muy buen nivel y veremos que sigue cuando se llegue el final de lo que se tiene planeado. La idea es ir al Mundial de Clubes en plenitud y colaborar con los compañeros tratando de trascender, no vamos de paseo. Pensar en hacer más historia ahí, ¿por qué no?”.

Ya lo decía la canción: “a tiempo amar y desatarse a tiempo; como dice el refrán dar tiempo al tiempo”. Así enfila el “Conejo” a su retiro.

LÍNEA DEL TIEMPO

1993- Debutó con Cruz Azul ante Atlas el 21 de agosto.

1997- Conquistó el título en el torneo de Invierno.

1998- Acudió a su primer Copa del Mundo como tercer portero.

1999- Campeón de la Copa Confederaciones.

Subcampeón con La Máquina en el torneo de Invierno.

2001- Subcampeón de la Copa América en Colombia.

2002- Su primer Mundial fue en Corea y Japón.

2008- Su último torneo con los celestes fue en el Clausura.

En el Apertura de ese año se enroló con los Tigres.

2009 -Llegó a Jaguares en el Apertura.

2010- Disputó con el Tricolor el Mundial de Sudáfrica.

Para el Apertura fichó con el Necaxa.

2011- Pasó al San Luis en el Apertura.

2013- Después de dos años con los tuneros, Pachuca lo adquiere para el Apertura.

2016- Campeón con los Tuzos del Clausura a sus 42 años.

ESTO DICE SU PASAPORTE

Oscar Pérez Rojas

Fecha de nacimiento: 01/02/1973

Lugar de nacimiento: Distrito Federal, México

Nacionalidad: Mexicana

Edad: 44 Años

Estatura: 1.72 m

Peso: 76.4 kg

Palmarés

Copa Campeones de Concacaf 1996

Copa Campeones de Concacaf 1997

Copa México 1996- Cruz Azul

Invierno 1997- Cruz Azul

Clausura 2016- Pachuca

Selección Mexicana

Copa Oro 1998

Copa Confederaciones 1999

Copa Oro 2003

EL RELOJ MONUMENTAL Y EL “CONEJO”

De coloso a coloso.

El Reloj Monumental de Pachuca y Óscar el “Conejo” Pérez en la misma imagen, captada por la lente de ESTO.

Y por un instante, da la impresión que las manecillas de la gigantesca maquinaria, réplica del Big Ben de Londres, se detienen ante la trayectoria del histórico arquero.

Más de un siglo lleva la obra del arquitecto porfirista, Mario Cordero, marcando el tiempo de la Bella Airosa.

Foto: Érik Estrella

Sus campanadas resuenan justo cuando el “Conejo” posa ante la cámara, como si estuviera dándole la bienvenida a un amigo.

Y Óscar responde señalando a lo alto del monumento. Admirando sus 40 metros de cantera, rematada por cuatro esculturas esculpidas en honor a la independencia de nuestro país.

Identificado por los aficionados que recorren el centro de la capital hidalguense, el revuelo por la visita del “Conejo” es grande, así que obligan a apurar el encuentro.

Hoy por hoy, juntos, dos emblemas de la Cuna del Futbol Mexicano.

VENCER AL AMÉRICA

No, no se trata de odio. La palabra correcta sería rivalidad.

En su extensa carrera, ya con 726 partidos en Primera, muchísimas ocasiones el “Conejo” Pérez se ha cruzado en el camino del América.

Le ha tocado de todo. Ganar, empatar y perder…

Este sábado, Pachuca recibe a las Águilas y bajo los tres postes, Óscar se plantea la tarea de apagar a la artillería de Coapa.

Dice el arquero que su interés son los tres puntos.

“Me acaban de preguntar si odio al América y no, no siento eso. Me es indiferente. Lo que sí puedo decir es que siempre le quiero ganar y a todos los rivales que tengamos en el torneo”, aclara.

“Conejo”, pese a la derrota contra Pumas, ve fuertes a los Tuzos.

“Ya regresaron los muchachos que estaban con la Selección y eso nos hace un mejor conjunto pero en la cancha hay que demostrarlo con un buen partido. Tenemos un plantel muy interesante, con gente de mucha calidad que ha llegado. Perdimos en la primera fecha pero estamos en casa y hay que recuperarnos”, amenazó.

También puedes leer: Franco Jara augura un lindo espectáculo ante América

SOBRE EL TRICOLOR

Hablar con Óscar Pérez es hablar de futbol y el tema del día, ya se sabe, es la situación de Juan Carlos Osorio como técnico del Tricolor.

Por un momento, el “Conejo” se pone serio.

“Es muy difícil señalar algo de la Selección cuando estás afuera. Eso solamente lo saben los jugadores que están y entiendo que las cosas últimamente no salieron como ellos querían, así que también es normal que haya descontento por esos resultados”, apunta.

Sobre la permanencia del entrenador colombiano en el cargo, el portero tuzo también es muy claro.

“Esas son decisiones que solamente competen a los directivos; ellos tendrán sus conclusiones pero pienso que si ya está este proceso en marcha desde hace tiempo, que lo aguanten y lo respeten. No es bueno estar siempre tirando todo y volver a empezar”,