Cecilio Domínguez hace volar al América

Mexico, 2017-07-29 19:56:43 | Redacción ESTO

Foto: Jorge Barrera

GOLES 

CRÓNICA

 

Por Omar Pérez Díaz
Fotos Jorge Barrera

PACHUCA.- ¡Cuidado con el América!
Las Águilas ya se prendieron en el Apertura 2017. Anoche, ante una buena entrada en el Estadio Hidalgo, las huestes del ‘Piojo’ Herrera vencieron 2-0 al Pachuca para sumar su primer triunfo de la temporada. Bien se ha visto el cuadro de Coapa, poderoso y punzante, rematado por los goles de Cecilio Domínguez, la figura del encuentro.
Superior en todo sentido a su anfitrión, el América le ha cortado a los Tuzos una racha de 29 partidos sin perder en casa. Más de año y medio tenía invicto el cuadro de Alonso ante su gente. De ese tamaño fue la exhibición de las Águilas, sumando tres puntos y dejando la impresión que van a lo grande. Los hidalguenses, en cambio, tardarán en ser el cuadro que su gente y su directiva esperan. Llevan dos tropiezos en fila.

TEMPRANERA VENTAJA

Espantó el América desde que prendió los motores.
Con su mejor cuadro, el ‘Piojo’ Herrera enseñó las armas y a los dos minutos ya ganaba el partido con cabezazo de Cecilio Domínguez, asistido por Paul Aguilar.
Fue un arranque avasallador de las Águilas, con Guido y Álvarez adelantados, surtiendo de pelotas a la potente ofensiva que integran Domínguez, Darwin, Oribe y Romero.
Pachuca, que entró frío, padeció en serio esos primeros minutos.
Cecilio tuvo otra más que perdonó frente al ‘Conejo’ Pérez y hubo otra que Omar González le aplicó laminazo en él área para frenarlo. Parecía penal.
Fue un cuarto de hora de dominio y velocidad americanista, aunque no supo sacarle renta frente al arco.
Cuando los Tuzos comenzaron a funcionar, lograron quitarle la pelota a los visitantes pero no la sensación de peligro.
Domínguez fue una pesadilla al contragolpe y con espacio libre. Todavía generó otra acción donde López se le barrió y parecía otro penal que no se marcó, ya cuando las acciones estaban más equilibradas.
La escuadra de Diego Alonso emparejó cuando el ‘Burrito’ Hernández, Gutiérrez y Guzmán se dieron cuenta que tenían que apretar hacia el frente, acercándose a Jara, a Urretaviscaya y a Puch.
Cuando empezó a funcionar la máquina blanquiazul, la contienda de tornó más cerrada, con menos vértigo.
Sobreponiéndose a sus dificultades, los Tuzos se acercaron a Marchesín, incluso Franco Jara (quien salió lesionado al 32′), falló una clarísima, cuando lo dejaron sin marca.
Pese a la reacción tuza, América hizo lo necesario para irse al descanso con su ventaja.

GOLPE DE AUTORIDAD

Pero estás Águilas, a diferencia del torneo anterior, no le tiembla el pulso.
El ‘Piojo’ le ha devuelto la autoconfianza y, principalmente, la personalidad de ganador.
Darwin Quintero es un reflejo. El colombiano luce revitalizado. Y para confirmarlo estuvo ese electrizante desborde por derecha, desparramando a García y a Hernández, con velocidad, para provocar la jugada que terminó con el segundo tanto de Cecilio Domínguez.
Esa pegada americanista fue demasiado fuerte para el Pachuca.
Alonso sabe que su conjunto todavía está lejos de plenitud; por diversas circunstancias sus refuerzos van entrando en ritmo. Así, se apegó al librito para tratar de mantener en pie su esquema, con los ingresos de Sagal y Aguirre.
Enfrente, América fue también oficio. Orden. Desde la banca mandaron a Da Silva por el muchacho Álvarez, que ha sido un sol para dar equilibrio a si futbol.
Los visitantes sobrellevaron el encuentro, bien repartidos en la cancha. Y con la dupla de Darwin y Cecilio haciendo de las suyas con espacio abierto y velocidad.
Pelearon los Tuzos, porque no les quedaba de otra. Consiguió restarle un elemento menos a su adversario porque Guido Rodríguez sumó una segunda tarjeta amarilla al minuto 80, mereciendo la expulsión.
No más, porque al Pachuca le falta rodar y tener a todos sus futbolistas en mejores condiciones.
Todo distinto a las Águilas, que ya avisan: vienen en serio en este torneo.

ACCIONES