El goleador licántropo anda feroz

Mexico, 2017-08-01 10:05:11 | Marco Polo Zúñiga

PUEBLA.- Los rivales juegan en el bosque, mientras Julián Quiñones no está, pero cuando aparece, todos correrán.

El colombiano demostró en Querétaro de lo que es capaz cuando se trata de defender la camiseta de Lobos. A pesar de su poco tiempo en la Angelópolis, la BUAP significa mucho en su trayectoria futbolística. Su misión es marcar goles.
“Me siento muy feliz, contento de estar en Puebla y de responder a la confianza que han depositado en mí. Yo tengo que seguir trabajando al máximo y todos los frutos llegarán en su debido momento. Estamos ilusionados por el inicio que tuvimos en la Liga, ahora tenemos que seguir demostrando lo que tenemos en los próximos partidos”, reveló para ESTO.
Poco le importó al colombiano lo que se piense del conjunto licántropo, ellos saben que con humildad, esfuerzo y trabajo responderán cada semana en la Liga MX. La salvación es un meta que tienen a corto plazo, pero de ninguna manera se desesperarán para consumarlo.

También puedes leer: Rafa Puente y su manada llegaron dispuestos a todo
“Aquí hay un compromiso muy grande con la institución y la afición, todos queremos lograr el objetivo de quedaros en Primera y haremos todo lo que esté de nuestra parte para conseguirlo, debemos ir paso a paso”, aseveró el atacante.
Por último, Quiñones comentó lo trascendental que ha sido su nuevo técnico: Rafael Puente Del Río. Un hombre al que admiran por su profesionalismo, además del trato humano para cada miembro de Lobos. Un aliciente que los motiva a morirse en la raya.
“(Rafael Puente) Él sabe que nosotros estamos muy unidos, nos acoplamos a lo que nos diga y juntos lucharemos por lograr más resultados positivos”, culminó el sudamericano.

ANOTA Y ATAJA 

Julián Quiñones nunca olvidará la victoria que consiguieron en Querétaro. El colombiano confesó para ESTO su cúmulo de emociones que experimentó por marcar una anotación, sellar sus primeros tres puntos en la Liga MX y proteger el arco ante la salida de Lucero Álvarez por lesión.
“Tuve que recordar el barrio y yo mismo decidí meterme a la puerta. Antes con Tigres normalmente yo me ponía de arquero en las cáscaras. Afortunadamente se dieron las  cosas y logré dejar el arco en cero los minutos que estuve”, dijo entre risas.

También puedes leer: Jorge Villalpando jugará con Lobos BUAP
Una anécdota de la que está orgulloso el cafetalero, pues fue la primera ocasión que se paró bajo los tres postes en un partido oficial y lo pudo consumar con el ingrediente de dejar en blanco a los Gallos en su territorio.
“Fue una sensación divertida para mí estar como portero, desde muy chico me gustaba ponerme en la portería, fue un partido muy especial ya que pude meter un gol, fue el primer triunfo del equipo y de paso mantener el arco en cero”, concluyó Julián Quiñones, quien vive un sueño y aún no desea despertar.

SUS NÚMEROS EN EL CLAUSURA 2017

2 Partidos Jugados

2 Goles anotados

172 Minutos jugados