Lucero Álvarez será operado del pómulo

Mexico, 2017-08-01 20:58:06 | Notimex

Luego de una valoración exhaustiva en el pómulo izquierdo del portero uruguayo Lucero Álvarez, se descartó algún problema serio en el ojo, por lo que será sometido a cirugía a más tardar el jueves, informó el doctor Francisco José Marbán.

El médico de Lobos BUAP se refirió este martes a la lesión que sufrió el guardameta uruguayo en el partido del sábado anterior ante Gallos Blancos de Querétaro, por la fecha dos del Torneo Apertura 2017 de la Liga MX, en donde recibió un golpe en esa parte del rostro por lo que debió salir de cambio.

“Fue una fractura grave, una fractura del trípode molar, esto quiere decir que en el hueso cigomático hubo varias fracturas, y también parte de la órbita ocular del lado izquierdo tiene fractura en la parte inferior”.

Explicó que el arquero tuvo que ser valorado en la misma ciudad de Querétaro por cirujanos maxilofaciales, oftalmólogos y neurólogos, y no hubo ningún daño neurológico y el ojo, afortunadamente, está bien.

“Fue una lesión cerca del ojo, pero el globo ocular fue respetado, no hay ningún problema con eso, ahora hay que esperar a que baje la inflamación y que el cirujano decida el día óptimo para hacer la cirugía, aproximadamente miércoles o jueves de esta semana y de ahí a esperar el tiempo de recuperación”.

También puedes leer: Rafa Puente y su manada llegaron dispuestos a todo

Dijo que una vez pasada la cirugía, comenzará el proceso de rehabilitación del jugador y una vez terminada ésta, deberá utilizar una máscara que le será retirada una vez que se sienta seguro.

“Tras la cirujia, tomará nada más antiinflamatorios y analgésicos, esperaremos que la fractura consolide y al inicio de la actividad física usará una máscara para protección, en el momento en que él sienta seguro se retirará la máscara”.

Señaló que en estos momentos, el ánimo de portero está en excelentes condiciones y no dejó de preguntar sobre el resultado en el partido ante Gallos Blancos, por lo que está muy optimista.

“Es un muchacho muy fuerte, desde el momento de la lesión preguntaba por el partido: fue gol o no fue gol. Llegando al hospital habló con su familia; está muy animado desde que se le han planteado los tiempos de recuperación, la verdad es que de ánimo, Lucero está a tope”.